Argumentos a favor y en contra del fracking
¿El fracking tiene más ventajas que inconvenientes? Como en cualquier tema controvertido, y éste se lleva la palma, hay argumentos a favor y en contra, partidarios y detractores. En este caso, esta técnica de extracción de gas que fractura las capas de roca inyectando agua, arena y disolventes supone un grave atentado ambiental, aunque sus defensores afirman que bien aplicado no es tan perjudicial.

Los ecologistas y buena parte de la ciudadanía, si no la gran mayoría, se oponen radicalmente a su práctica, manifestándose contra la intención política europea y española, en particular, de dar luz verde a esta técnica, desarrollada desde hace tres décadas en Estados Unidos.

Bajo el lema No al fracking, ni aquí ni en ningún sitio, esta semana se han sucedido numerosas manifestaciones de rechazo a la intención del gobierno español de dar luz verde al fracking mediante su regulación legislativa. Aludiendo al comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, afirma que no se puede “dejar pasar la oportunidad” que representa esta técnica para generar gas. Renunciar al fracking “sería un lujo inasumible”, sentencia.

Ventajas e inconvenientes

¿Pero, qué aporta? Básicamente, las ventajas serían económicas, algo que sus detractores niegan en parte, mientras los inconvenientes vendrían del lado de lo ecológico, si bien sus partidarios sostienen que el daño quedaría minimizado.

Sería positivo, qué duda cabe, el logro de una menor dependencia energética. Sirva de ejemplo, siguiendo la argumentación de Soria, el caso de Estados Unidos, que gracias al fracking estaría cambiando “su dependencia y vulnerabilidad respecto a las importaciones”. Aunque también es cierto que en aquél país su aplicación también es controvertida.

¿Pero, es inocua? No, lógicamente, a tenor del rechazo suscitado, pero el gobierno afirma que las consecuencias ambientales se minimizan si los proyectos cumplen una serie de requisitos comprobados por estudios previos a la extracción.
Argumentos a favor y en contra del fracking
Si de inconveniente hablamos, las mismas pancartas que han podido verse en las recientes manifestaciones resumen los argumentos de los ambientalistas, entre los que también hay muchos agricultores. Desde ‘La fractura es una basura’ pasando por la lapidaria frase ‘Destrozos para hoy, hambre mañana’, hasta el grito de ‘Menos fractura y más agricultura’, el sentir está bien claro.

Es más, desde el sector contrario se afirma que la técnica del fracking tiene efectos desastrosos en el medio ambiente y en la salud humana (se inyectan sustancias altamente tóxicas con efectos cancerígenos, mutágenos y alérgicos), tal y como demuestra, precisamente, la práctica estadounidense, donde el 80 por ciento de los pozos no son rentables, según afirma Ecologistas en acción en su artículo La ruina de la fractura hidráulica.

Ecologistas en acción también la pone en duda su conveniencia económica, fundamentalmente porque las estimaciones de reservas suelen ser muy inferiores a las que pueden extraerse en realidad. Por lo tanto, la baja rentabilidad haría inviable un futuro energético independiente.