¿Qué diferencias existen entre la energía renovable y la no renovable?
Es evidente que entre la energía renovable y la no renovable existen importantes diferencias. La renovable es la que se obtiene de fuentes naturales que a priori son inagotables, mientras que la no renovable es que la se encuentra en la naturaleza en cantidades limitadas. Esta última, que a su vez se divide en combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural) y combustibles nucleares, es la que hay que evitar a toda costa para garantizar la sostenibilidad del planeta.

Más del 90% de la energía que consumimos es no renovable

La no renovable supone un 92% del consumo energético en España, así que su importancia está fuera de lugar. Lo malo es que hablamos de reservas limitadas y gastos de extracción que son cada vez más elevados, algo que termina repercutiendo en el bolsillo de todos los ciudadanos (en España cada vez pagamos más por la luz).

¿Qué diferencias existen entre la energía renovable y la no renovable?
Las principales fuentes de energía renovable, que en estos momentos supone un 8% aproximadamente, son la eólica, la solar y la hidráulica. Provienen de recursos naturales y se pueden explotar permanentemente, puesto que el viento, el sol y el agua no se acaban y su impacto ambiental es nulo en lo que a emisiones de gases efecto invernadero (como por ejemplo el dióxido de carbono) se refiere.

El ambicioso objetivo de la UE

La Unión Europea quiere que todos los países alcancen un consumo final bruto de energías renovables de un 20% en 2020, algo que al paso que vamos no se va a cumplir ni de lejos en nuestro país. La balanza está demasiado equilibrada en favor de la energía no renovable. Existen demasiados intereses que impiden que sea posible girar la tortilla de la noche a la mañana.