Energía solar de tamaño medio
Parece que la clave del desarrollo de las energías renovables en los próximos años va a estar enfocado en dispositivos de tamaño medio. Ni los grandes parques eólicos o solares que producen gran cantidad de energía con el objetivo de transportarla hasta un red general de distribución eléctrica, ni los pequeños aparatos capaces de proporcionar energía para una cocina, un coche o, a lo sumo, una casa. Si ya vimos un prototipo de aerogenerador para las ciudades, de tamaño medio, ahora hablamos de la misma idea trasladada a la energía solar.

La idea que está detrás de esta nueva corriente es diseñar concentradores parabólicos capaces de recibir la luz del sol y generar energía solar de un tamaño suficientemente grande como para producir la energía que necesiten varios edificios y calles de una ciudad, pero, al mismo tiempo, lo suficientemente pequeños como para poder ubicarlos en una glorieta, en una plaza, en un parque o en una gran avenida.

Esta es la idea que quiere desarrollar una empresa canadiense, Solar Beam, que está fabricando concentradores solares de tamaño medio, que pueden servir tanto para uso comercial como para uso residencial. El concentrador Solar Beam proporciona hasta 13 kW de calor cada hora, según datos facilitados por la propia empresa. Esa cantidad de energía es suficiente, por ejemplo, para que funcione un sistema de radiadores o de suelo radiante.

El Solar Beam está compuesto por un disco parabólico de cuatro metros y medio de diámetro y un bloque de aluminio de 25,4 x 25,4 centímetros que absorbe el calor y lo transfiere a un fluido con glicol, sustancia que conduce el calor hasta un acumulador.

La empresa afirma que se recupera la inversión en menos tiempo que si se usan paneles planos. El Solar Beam, siempre según la empresa que lo desarrolla, es un 262% más eficiente que un captador solar plano y un 98% más eficiente que un captador con tubos de vacío.

El Solar Beam incluye un sensor solar de dos ejes que lo mantiene orientado hacia el astro rey en cada momento del día. Puede instalarse en el suelo y suministrar agua caliente en lugares donde la orientación no aconsejan la instalación de paneles solares. Su tamaño hace posible instalarlo en espacios reducidos donde no cabría un conjunto de captadores solares.