España aprueba un plan de eficiencia energética
El llamado Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020 evitará, según el Gobierno español, importar 965 millones de barriles de crudo. Tal cantidad supone 1,3 veces el consumo energético de todo el país y, por tanto, reducirá las emisiones de dióxido de carbono en 400 millones de toneladas, según cálculos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Cabría añadir que aún se importaría menos petróleo si se hubiera mantenido la medida de limitar la velocidad en autopista a 110 km/h.

El objetivo final del plan es reducir los consumos de energía final por unidad de producto en un 2% anual entre 2011 y 2020 o, dicho de otra forma, 133.000 kilotoneladas equivalentes de petróleo (ktep), que suponen los 965 millones de barriles que se prevé ahorrar en este periodo.

De este modo España tratará de cumplir las directrices de la Unión Europea y alcanzar el objetivo de reducir su intensidad energética en más de un 20%. El plan de acción considera el sector del transporte como prioritario: en este caso, se quiere llegar a un ahorro del 33%. También la edificación y el equipamiento, con una reducción del 15,6%, así como el sector industrial, con un ahorro del 14%, son sectores estratégicos para el ahorro energético nacional.

El Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020 se aprobó la semana pasada por el Consejo de Ministros. El Gobierno, aparte del propio ahorro energético, pretende movilizar inversiones por un importe de hasta 45.985 millones de euros, que se verían compensados por unos ahorros de 78.687 millones de euros. Por tanto, se obtendría un beneficio neto de 32.702 millones de euros.

Las inversiones servirán, sobre todo, para crear empleo en el sector de la eficiencia energética. En España, tal sector representa sólo el 1,8% del PIB. Se prevé que, en 2020, alcance el 3,9%, dando empleo a más de 750.000 trabajadores.

Por tanto, se espera un triple beneficio: reducción de las importaciones de combustibles fósiles, disminución de las emisiones de CO2 asociadas a su combustión y creación de empleo y estímulo de la actividad económica.