La ONU quiere energías renovables para todos
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha presentado una iniciativa llamada “Energía sostenible para todos”, que incluye, entre otras recomendaciones, que el acceso universal a las energías limpias sea una realidad para 2030. Muy optimista parece, todo hay que decirlo.

Ban Ki-moon quiere garantizar que todas las personas tengan acceso a servicios energéticos modernos. Para ello, hay que avanzar hacia una economía de energías limpias y evitar así el desastroso calentamiento del planeta. Así lo señaló ante la prensa en la sede central de Naciones Unidas, en Nueva York.

Para el máximo responsable de la ONU, esta iniciativa es, además, una forma de revitalizar las economías y hacer posible la prosperidad. Para Ki-Moon, este tipo de energía ayuda a reducir la pobreza, fomenta el dinamismo económico y reduce los riesgos del cambio climático. Todo son ventajas, pues.

La propuesta contiene tres objetivos que cumplir de aquí a 2030: lograr un acceso universal a las energías limpias, doblar el índice de mejora de la eficiencia energética y doblar la proporción de energías renovables en la combinación mundial de fuentes de energía. Si se alcanzan estos tres objetivos, se acabará con la pobreza energética y se logrará una revolución energética que beneficiará a toda la humanidad.

En el evento celebrado en la sede de la ONU, también se presentaron los expertos que van a trabajar para la consecución de los citados objetivos. Este grupo estará presidido por el director general de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi), Kandeh Yumkella, y por el presidente de Bank of America, Charles Holliday. El resto son, según palabras de Ban Ki-moon, “actores clave de todo el mundo y llegados del mundo empresarial, financiero, gubernamental y de la sociedad civil”.

En cuanto a las acciones que se deben llevar a cabo, serán presentadas en la cumbre sobre desarrollo sostenible que la ONU celebrará en Río de Janeiro el próximo año, conocida como Río+20, que coincide con la designación de 2012 como el Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos.