Más de la mitad de las bombillas vendidas en España son de bajo consumo
Un 55% de las bombillas vendidas en España durante los primeros meses de 2011 han sido de bajo consumo (también llamadas fluorescentes compactas), mientras que sólo un 24% han sido bombillas convencionales.

Así lo ha puesto de relieve un informe elaborado por el grupo GfK Retail & Ilumination sobre Iluminación y Consumo. Según informa este grupo, las lámparas eficientes suponen actualmente un 59% del total de la facturación del sector en España, mientras que las convencionales o incandescentes sólo representan un 9%.

Los datos recabados en el informe se han elaborado a partir de las ventas auditadas en hipermercados y grandes superficies y resultan muy llamativos si se comparan con otros países europeos. Por ejemplo, la venta de fluorescentes compactas representa un 45% del total en Francia y un 24% en Alemania. Además, si se compara el “mix” de producto de lámparas convencionales (es decir, incandescentes y halógenas) y eficientes, la ventaja de España todavía es mayor: las bombillas eficientes representan un 74%, frente a un 62% en Francia y a un 41% en Alemania.

En cuanto a la facturación total, el informe señala que, en los seis primeros meses del año 2011, ha sido de 12,5 millones de euros, después de la venta de cinco millones de bombillas. También apunta que, desde que se comenzó a auditar el segmento de la iluminación en enero de 2011, se ha observado que se trata de un mercado en pleno proceso de cambio, pues poco a poco pero sin interrupción, las bombillas incandescentes van reduciendo su peso en el mercado.

Mientras, otros formatos como las bombillas LED, que suponen un 2% de las ventas, mantienen un crecimiento lento pero constante. En la facturación, en enero las ventas de bombillas LED representaron el 4,5% del total, mientras que en el mes de mayo supusieron el 6%. Por su parte, las lámparas halógenas representan un 10% de las ventas y las fluorescentes un 1%.

Una tendencia que se está observando es que la eficiencia de las bombillas se tiene muy en cuenta a la hora de comprar una nueva lámpara. Así, los formatos ecológicos están alcanzando cada vez mayores cuotas de mercado y todo apunta a que seguirá siendo así.