Proyecto Mosaico Solar
Para cambiar la realidad, hay que optar por un nuevo modelo que deje obsoleto el anterior modelo. Ésa es la filosofía que impulsa este proyecto de una comunidad en la ciudad de Oakland, California, Estados Unidos. El anterior modelo está basado en energías contaminantes, en derivados del petróleo. El nuevo modelo obtiene la energía del sol. Cuando todo el sistema funcione, parecerá increíble que hayamos estado tanto tiempo dependiendo de los hidrocarburos.

El Proyecto Mosaico Solar tiene como objetivo de llenar de placas solares la ciudad de Oakland. Se trata de instalar 5.000 placas solares en los tejados de los centros juveniles, en las escuelas de la comunidad y en otros edificios. Además, los paneles solares serán montados por trabajadores contratados y entrenados de la propia ciudad. Energía limpia y renovable y creación de puestos de trabajo.

Lo más interesante de este proyecto es que su objetivo es que cualquier ciudadano que quiera acceder a la energía solar pueda hacerlo. Creen que se puede construir un mundo en el que el 100% de la energía sea renovable. Para ello, hay que dar la oportunidad a que las comunidades desarrollen este tipo de energía limpia. Y que, además, sean prósperas. El Proyecto Mosaico Solar es la democracia de la energía, que nadie tenga que depender de las grandes empresas energéticas ni de las instituciones públicas para impulsar y beneficiarse de las energías renovables y limpias.

Más aún, quieren que la nueva energía sea propiedad de las personas, no de los grandes bancos que han dirigido (y siguen dirigiendo) una economía de los combustibles fósiles hasta llegar a una crisis sin precedentes. Partiendo de la energía inagotable del sol, se crean nuevos puestos de trabajo en la comunidad sin ayuda de bancos ni gobiernos.

¿Cómo funciona esta utopía? Con microinversiones. Lo primero es localizar un lugar apropiado, es decir, edificios públicos o privados con azoteas que reciban mucha luz solar (la propia vivienda, escuelas, iglesias, centros comunitarios, pequeñas empresas con grandes techos…). Si se convence a los propietarios, lo más difícil está hecho.

Después, el equipo de Mosaico Solar analizará la posibilidad de instalar placas en el lugar propuesto y desarrollará un plan financiero para el proyecto. Por último se diseña una página para recaudar fondos para el proyecto con materiales de marketing y financiar así la instalación solar. Se trata de conseguir financiación de la comunidad, que será también quien se beneficie cuando todo esté acabado. De este modo, se comparte la energía y un futuro próspero.

¿Será posible una idea así en países menos emprendedores que Estados Unidos?