Científicos chilenos quieren producir energía a partir de nopal

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El nopal o chumbera es un tipo de cactus autóctono del continente americano, desde el norte de Estados Unidos hasta la Patagonia, al sur del continente. Crecen de forma silvestre y son muy resistentes a condiciones climatológicas extremas. En Europa, fue introducido por los conquistadores y crecieron fácilmente en la región mediterránea. Sus frutos son comestibles. En México son muy populares, hasta el punto que llega a aparecer en el escudo de su bandera. En España se comen en las Islas Canarias, en Andalucía y en el Levante, y también se come en Marruecos.

Ahora, científicos del Instituto de Biotecnología y la Facultad de Ciencias Silvoagropecuarias de la Universidad Mayor de Chile están estudiando dos posibles usos del nopal para la producción de energía renovable.

La primera manera es la deshidratación del nopal o la chumbera mediante la exposición al solar, de modo que quede en forma de pellets y se pueda usar como combustible para las centrales térmicas de carbón. La segunda posibilidad es transformar el nopal en gas metano y generar, a partir de este gas, electricidad.

El nopal ofrece algunas ventajas como fuente de energía renovable. En primer lugar, la facilidad de cultivarlo en zonas de condiciones climáticas extremas, pues es una planta muy resistente que incluso sobrevive en pleno desierto. Además, ofrece unas condiciones idóneas de los residuos generados en el proceso para fertilizar campos de cultivo, así como un precio muy competitivo si se logra elaborar biomasa de nopal preparada para la generación de energía.

Este proyecto chileno va a tratar de producir energía desde 40 toneladas de nopal seco por hectárea y año. Los científicos a cargo del proyecto estiman que 150 hectáreas de biomasa de nopal podrían producir 1 MWh de electricidad.

La única pega es que es un producto que también se usa como alimento, pero no de forma tan extensiva como los cereales, lo que no parece posibilitar la especulación en su precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *