Instalación solar para autoconsumo en un restaurante de Mataró


Volvemos a hablar de autoconsumo energético. En este caso, de autoconsumo para un negocio de restauración. El restaurante La Sal Varador, ubicado en la playa de Mataró (Barcelona), ha decidido instalar una planta solar de 8 kW sobre una cubierta de 126 metros cuadrados.

La empresa encargada del proyecto es Conergy, que espera que la cubierta solar esté en funcionamiento el próximo noviembre. Con la instalación se reducirá un 20% la dependencia energética del establecimiento y permitirá un ahorro de un 30% en las facturas de electricidad.

El restaurante, cuando entre en funcionamiento la instalación de autoconsumo instantáneo, podrá abastecerse de energía solar y de energía de la red general. Para la empresa Conergy es una forma de demostrar nuevas oportunidades de negocio en el mercado español capaces de competir con otras fuentes de generación más tradicionales. La energía fotovoltaica es una opción rentable sin necesidad de subvenciones para aquellos consumidores que tienen demanda de energía durante el día, según la empresa.

Se trata de un proyecto pionero en España, ha comentado Luis Jiménez, director general de Conergy España. El mercado fotovoltaico se convierte en una inversión donde criterios como un suministro seguro y el coste por cada kilovatio hora son relevantes. La energía fotovoltaica es competitiva hoy en día, especialmente para los segmentos comerciales e industriales que pueden autoconsumir la electricidad que producen cada día.

Lo importante es planificar los sistemas fotovoltaicos basándose en adaptar el sistema a los patrones de consumo del cliente de manera eficiente. Con el objetivo de adaptar la instalación del restaurante de Mataró al patrón de consumo se analizaron los datos del local para optimizar la instalación al autoconsumo y al ahorro en la factura eléctrica. La instalación no necesitará de ninguna subvención para cumplir su objetivo principal.

Más del 95% de los 10.700 kilovatios hora que generará la planta se consumirán de manera instantánea. Así, el restaurante reducirá su dependencia de la energía proveniente de la red, lo que le costaría más de 15 céntimos de euro por kWh durante el día. En cambio, mediante el sistema fotovoltaico, se pagará 10,1 céntimos de euro por kWh.

1 comentario

  1. Favor para colombia q valor tiene esa planta para restaurante si me pueden informar gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *