La falta de inversión privada es el principal obstáculo para el crecimiento de las renovables, según WWF


Animar a los gobiernos a invertir en energías limpias sería una de las principales consecuencias de un aumento de inversiones privadas en el sector, por lo que, sin éstas, su crecimiento no acaba de ser tan masivo como es necesario para un cambio que permita luchar contra el cambio climático, según la organización ambientalista WWF.

Siguiendo esta argumentación, WWF concluye que la falta de inversión privada inhibe el auge en eficiencia energética y en energías renovables en el mundo, pues el problema no es de falta de tecnologías y posibilidades, apuntan.

Todo lo contrario, existe una amplia gama de innovadoras tecnologías de energía limpia, pero “su principal barrera es la falta de financiación suficiente”, explica Samantha Smith, responsable de área climática del WWF.

Revolución verde

Smith hizo las declaraciones a propósito del premio que WWF-Suecia ha concedido a seis empresas emprendedoras de iniciativas verdes, unos galardones que intentan subrayar la idea de que el futuro de la energía renovable al cien por cien está más cerca de lo que pensamos:

El principal obstáculo para su éxito es la falta de financiación suficiente. Iluminación LED para el cultivo de invernadero, energía solar fotovoltaica, estaciones de carga para vehículos eléctricos o la producción de pellets a partir de residuos de biomasa para cocinas eficientes son ejemplos de una amplia, creciente e innovadora revolución a nuestro alcance.

Lógicamente, más allá de constituir alternativas viables que sigan proporcionándonos una vida confortable, las energías limpias tienen el objetivo de frenar el cambio climático. De este modo, la inversión en ellas no sólo reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que además “estimularía el crecimiento de nuevas ideas, tecnologías y, en general, soluciones que nos permitan un planeta bajo en carbono”, concluye Smith. Por lo tanto, habría un beneficioso cambio de tendencia que se retroalimentaría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *