Las mentiras del sistema eléctrico español, las mentiras de Unesa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El precio de la electricidad en España sube. Lo pagará el consumidor, que bastante apretado está ya con la subida de impuestos, la rebaja de sueldos y el aumento del precio de productos básicos. Unesa, la Asociación Española de la Industria Eléctrica, esto es, Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, E.On España y HC Energía, tiene, además, la desfachatez de afirmar que van a ser las más perjudicadas ante la nueva ley. Echan la culpa del déficit de tarifa y a las primas a las renovables.

El beneficio neto de las compañías de Unesa en la actividad eléctrica nacional en el ejercicio de 2011 fue de 3.063 millones de euros. Veamos algunos datos sobre el asunto.

El déficit de tarifa comenzó a crecer en 2002. En cambio, la energía solar prácticamente no existía en España antes de 2008.

El déficit de tarifa se produce porque los ingresos del sistema eléctrico no son suficientes para cubrir los costes. Es verdad que es culpa de malas decisiones políticas tomadas en el pasado. Pero, además, el sistema eléctrico es opaco. La transparencia de las empresas y de todo el sistema brilla por su ausencia.

Algunos costes son por todos conocidos, como las primas renovables. Pero, otro, como las subvenciones a las centrales de gas, no llegan a la opinión pública. Cada central de gas recibe, durante sus primeros diez años de vida, 260.000 euros anuales por MW instalado. En la actualidad, existe un parque de 25.269 MW de gas, lo que supone una carga mayor que 6.000 millones de euros.

La fotovoltaica comenzó a desarrollarse en 2008, lo que causó un incremento del 10% de los costes del sistema y supuso un incremento proporcional del recibo de la luz. En la actualidad, con la fotovoltaica prácticamente paralizada por la regulación, la tarifa eléctrica se ha incrementado un 40%. Y ni así se va a acabar con el déficit de tarifa.

Las renovables cuestan unos 6.000 millones al año. Pero, por otra parte, se reduce el precio de la electricidad en lo que se conoce como mercado mayorista. La consultora Deloitte ha calculado en más de 5.000 millones al año esa reducción. La propia REE (Red Eléctrica de España), el gestor del sistema eléctrico, afirmó en 2009 que el efecto reductor del precio del mercado mayorista y las primas renovables se contrarrestan en un equilibrio a largo plazo.

Según el borrador de ley, el nuevo impuesto a la generación de energía será de:

    – un 4% para el régimen ordinario: nuclear, hidráulica y ciclos combinados a gas
    – un 11% para la energía eólica
    – un 19% para la fotovoltaica

¿Qué empresas salen perdiendo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *