Obras para ampliar centrales hidroeléctricas dejan seco el río Miño

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La empresa Gas Natural Fenosa va a realizar obras de ampliación en dos de sus presas: las de Belesar y Os Pearez. Hasta ahora, había un par de centrales en cada una de ellas. Se comenzarán las obras para desarrollar Belesar III y Os Peares III, entre las provincias de Lugo y Orense. El Ministerio de Medio Ambiente dio el visto bueno.

Belesar III tiene una capacidad de 104,65 megavatios (MW) y cuenta con un sistema de bombeo que permite consumir electricidad con la captación del agua en horas en las que sobra energía. En otras palabras, equilibra el sistema eléctrico. Os Peares sumará, tras la ampliación, 158 MW.

El problema es que ese tramo del río Miño ya está saturado de centrales hidroeléctricas y puede suponer un grave daño para el medio ambiente. El río está prácticamente seco a lo largo de casi un kilómetro desde mediados del siglo XX. Soporta seis pantanos. Gas Natural Fenosa ha incumplido sistemáticamente la Ley de Pesca que obliga a soltar agua para garantizar el sustento de los pescadores de la comarca.

Los grupos ecologistas han denunciado el secado del río. La Confederación Hidrográfica sostiene que las centrales de Belesar y Os Peares soltarán 20 metros cúbicos por segundo, cantidad suficiente para garantizar el caudal ecológico y la regeneración del río en los tramos más desérticos.

Daño ambiental y turístico


El propio proyecto de ampliación de la central hidroeléctrica de Os Peares elaborado por Gas Natural Fenosa reconoce que es necesario bajar el nivel del embalse de forma significativa durante cuatro meses, lo que afectará al sector turístico, en especial, a las rutas en catamarán que gestiona la Diputación de Lugo. ¿Afectará al sector turístico pero no al medio ambiente?

Según los grupos ecologistas, lo que busca Gas Natural Fenosa es el rendimiento económico. Tiene “demasiadas” eólicas y le quiebran el sistema cuando se produce mucha energía y hay poco consumo. La hidroeléctrica pretende aprovechar los excedentes de generación eléctrica en horas valle de los parques eólicos. Ganar más dinero a costa de poner en peligro la buena salud del río Miño y el ambiente que lo circunda, con varias zonas que están protegidas medioambientalmente.

1 comentario

  1. Parece un buen proyecto . Por un lado se hacen pequeños destrozos medioambientales , se benefician enormemente los ( politicos de ) municipios circundantes , se dice que aumenta el rendimiento del sistema y para colmo se estabiliza el consumo general tirando energía . Todo un logro .
    Pues bien , yo no lo creo . Las electricas con reformas de este tipo tienen mejores armas para adulterar los precios en el mercado , utilizando un bien común como es el agua y del cual no pagan impuesto alguno por su utilización . Eso si otros pagan impuestos por recibir radiacion solar o multas astronomicas por mínimos incumplimientos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *