Refrigerar servidores con energía geotérmica

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Utilizar la energía geotérmica para enfriar un data center es toda una novedad con la que se está experimentando de forma exitosa, si bien todavía no se ha finalizado la instalación de las infraestructuras necesarias. Ocurre en Australia, y la intención es encontrar una alternativa ecológica, es decir, más sostenible y limpia para el entorno.

La iniciativa ha sido de CSIRO (Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation), un organismo gubernamental australiano para la investigación que no ha tenido ningún problema en lanzarse de cabeza y apostar por esta opción predicando con el ejemplo.

Si bien en un principio se pretendía aprovechar el calor que generaban unos acuíferos situados a 3 kilómetros de profundidad, para alimentar sus numerosos refrigeradores, finalmente las cosas han sido muy distintas. Tras dos años de dudas y de investigaciones, se ha elegido una opción mucho más cercana al suelo, a tan sólo 100 metros.

Tecnología por control remoto

Por lo tanto, si los planes salen tal y como se espera, se extraerá agua de este acuífero y, mediante un intercambiador de calor se enfriará el equipo para, finalmente, devolver el agua subterránea a su lugar de origen.


Hasta el momento, se ha programado todos los pasos que han de darse y actualmente se está llevando a cabo el ensamblaje de las seis antenas del ASAKAP (Australian Square Kilometre Array Pathfinder), un radiotelescopio para el que se está construyendo un nueva tecnología accionada por control remoto.

Los gigantes Google o Facebook necesitan muchos servidores para su funcionamiento, y los están ubicando en países escandinavos, lugares fríos que evitan que refrigerarlos suponga un derroche de energía. Aunque también se está intentando hacer justo lo contrario, es decir, aprovechar su calor para crear sistemas de calefacción que sirvan para climatizar las oficinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *