Aerogenerador de eje vertical: pequeño y silencioso

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Un aerogenerador de eje vertical ha sido desarrollado por la empresa española Kliux Energies e instalado en el marco del proyecto AVER, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad de España, en la Universidad de Zaragoza. El objetivo es estudiar la integración de fuentes de energías renovables en los edificios.

El aerogenerador ha sido desarrollado y patentado por Geolica Innovations, comercializado por la empresa Kliux Energies e instalado por el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (Circe) de la Universidad de Zaragoza. La finalidad es optimizar el funcionamiento de un mini aerogenerador de eje vertical y demostrar la capacidad de este tipo de tecnología para su utilización en microgeneración eléctrica.

El proyecto concluirá en junio de 2014. Hasta entonces, Kliux Energies-Geólica Innovations investigará cómo optimizar el rendimiento del conjunto turbina-generador a bajas velocidades de viento (entre 3 y 3,5 metros por segundo), la eficiencia de los diferentes componentes electrónicos y su conexión a carga. Además, se integrará el aerogenerador con otras fuentes de energía renovable, como la solar fotovoltaica, para formar una microrred.

Este aerogenerador se diferencia de los molinos eólicos tradicionales por su reducido tamaño (nueve metros de altura), permanente orientación al viento y un funcionamiento silencioso. Se trabajará en su mejora, en el diseño de la electrónica de potencia, desarrollando mejoras en el generador y en los componentes eléctricos, para aumentar el rendimiento y la eficiencia de todo el sistema.

Para conseguir los objetivos planteados, el centro de investigación ha previsto la instalación de aerogeneradores de eje vertical en cuatro demostradores diferentes, el ahora estrenado en Zaragoza y dos en La Rioja. El cuarto emplazamiento aún está por decidir.

Según los expertos de Circe, en pocos años, los aerogeneradores domésticos abrirán el camino a una suerte de internet energética, en la que cualquier usuario podrá comprar y vender energía del mismo modo que, en la actualidad, y hasta que los grupos de poder no lo impidan, se puede subir y bajar información a la red.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *