Minihidroeléctricas en Tanzania


Las pequeñas centrales hidroeléctricas pueden ser una solución a la falta de producción de energía en muchos lugares de África, como, por ejemplo, Tanzania, en la costa este del continente. Pero los desarrolladores de estos pequeños proyectos hidroeléctricos se enfrentan a un problema: la falta de financiación.

La organización GVEP (Global Village Energy Partnership) trata de contrarrestar esta situación desarrollando un programa de preinversión, en colaboración con el Banco Mundial y la Agencia de Energía Rural de Tanzania (REA). El objetivo del programa es fortalecer la capacidad de los desarrolladores de proyectos, ayudando a completar los planes de negocio y las Evaluaciones de Impacto Ambiental y Social (EIAS), que pueden ser costosos y requerir mucho tiempo.

Este apoyo permitirá a los desarrolladores acceder a préstamos de bancos locales. James Wakaba, gerente regional de GVEP para África señala que las barreras tradicionales para el desarrollo de proyectos de energía renovable son las dificultades en el desarrollo de la etapa temprana del proyecto, debido a los altos costes y a la falta de capacidad para llevar a cabo estudios de viabilidad.

Los proyectos también deben completar las evaluaciones de impacto ambiental y tener una estructura financiera sólida y adecuada. GVEP trabaja con la Agencia REA en este programa patrocinado por el Banco Mundial, que está ayudando a algunas empresas de Tanzania para generar energía a partir de fuentes renovables como la hidroeléctrica. Esto permitirá que más habitantes puedan acceder a la energía y crea oportunidades económicas y amplios beneficios sociales.

Un proyecto suministrará energía limpia a la red, proporcionando una alternativa frente a la electricidad generada a partir de combustibles fósiles. Por tanto, los proyectos ayudarán a reducir el calentamiento global, podrán obtener créditos de carbono y crear negocios sostenibles de energía con capacidad para desarrollar proyectos. No es sólo energía limpia, también es desarrollo económico.

Este programa es apoyado por el Fondo Fiduciario de Energía para Pymes, financiado por la Federación de Rusia y administrado por el Banco Mundial. El fondo fue establecido en abril de 2009 para apoyar el desarrollo de Pymes de energía en el África Subsahariana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *