Calabacines, melones y sandías para producir energía


Un futuro sin petróleo no está tan lejos como muchos piensan. Se descubren nuevos materiales para producir biocombustibles, materiales que no se usan como alimento y, en algunas ocasiones, materiales que son desechos, que se arrojan a la basura.

La Universidad de Almería (España) ha estado investigando sobre las posibilidades de usar residuos de ciertos cultivos de invernadero para producir energía. La empresa Morgan Aqua ha recogido el testigo y comenzará a suministrar biomasa a partir de desechos de calabacines, melones y sandías, entre otras hortalizas.

El trabajo del grupo de ingenieros de la Universidad de Almería se centró en crear unos modelos matemáticos con los que poder predecir el potencial calorífico de los residuos del cultivo de ocho hortalizas que crecen en los invernaderos de la provincia. El estudio concluía que se podría generar con ellos un millón de megavatios hora anuales (MWh). La empresa Morgan Aqua ha dado el paso de la investigación a la aplicación práctica y la comercialización, y comenzará a distribuir biomasa a partir de otras ocho hortalizas.

A finales de septiembre saldrán de El Ejido las primeras dos mil toneladas. Se espera que la capacidad de producción alcance las 250.000 toneladas anuales en una primera fase. La empresa Morgan Aqua gestiona cada año entre 1,1 y 2,5 millones de toneladas de residuos vegetales de invernadero procedentes de cultivos de calabacín, pepino, berenjena, tomate, guisante, pimiento, sandía y melón. Hasta ahora, el destino principal de los desechos era la fabricación de compost. A partir de ahora, buena parte se dedicará a la producción energética. El producto resultante ha sido bautizado con el nombre de gcBIOMASS.

Según datos manejados por la empresa, la producción puede aprovechar hasta un 30% de cada tonelada de residuo tratada. Durante la preparación y acondicionamiento de la biomasa se eliminan de los residuos de las hortalizas la sal y otros minerales, un proceso que, además, sirve para fabricar fertilizantes ecológicos.

Los principales clientes de Morgan Aqua son distribuidores y fabricantes de calderas de biomasa, aunque también grandes productores de energía se han mostrado interesados en este método.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *