Lancaster, capital mundial de la energía renovable

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Lancaster, California, Estados Unidos, una localidad que está consiguiendo funcionar gracias a las energías renovables y limpias. Es un proyecto que se ha ido gestando desde hace quince años. Pero ahora, en 2011, las más de 150.000 personas que viven en este municipio al noreste del condado de Los Ángeles pueden enorgullecerse de ser una las poblaciones más verdes del país. Y de todo el mundo.

Todo empezó en 1994, cuando comenzó a funcionar el proyecto llamado Blue Skies. Desde entonces, en Lancaster se ha apostado por la energía renovable siempre y cuando fuera posible. Desde el uso de biocombustibles que sustituyan al petróleo hasta la instalación de plantas de energía solar. Lancaster quiere ser la capital mundial de las energías renovables.

Uno de sus proyectos es una central de energía solar de 5 MW que cuenta con 24.000 placas movibles que generan energía dirigiendo la luz solar a unas torres que funcionan como calderas y cuyo vapor hace funcionar las turbinas que generan energía. Para el canal de televisión National Geographic es una de las plantas más seguras (en el sentido de que una continua generación de energía) del mundo.

También hay en Lancaster prototipos de casas ecológicas. Se trata de construcciones que no sólo funcionan con energías renovables, sino que, además, son capaces de almacenar la energía para usarla posteriormente, especialmente, por la noche. Además de las placas solares en el tejado, estas casas cuentan con luces LED de muy bajo consumo.

Además, las casas son una colaboración entre empresas privadas y capital público, lo que las convierten en totalmente asequibles para un ciudadano medio. No son un lujo dirigido a unos pocos. Con todos estos proyectos, se espera conseguir un ahorro de más de 7 millones de dólares para 2026. Cuidado del medio ambiente y ahorro para el Ayuntamiento de la ciudad y, en definitiva, para todos sus ciudadanos.

Otro hito en Lancaster es el estadio de béisbol, que también se provee de energía solar. En el estadio de Clear Channel, los paneles solares instalados generan el 98% de la energía necesaria para su funcionamiento. En un futuro, se desarrollarán proyectos en el desierto cercano que producirán más de 4.000 MW de energía solar.

Aparte de los proyectos de energía limpia, Lancaster cuenta con un sistema de agua reciclada para usarla para el riego de jardines. También impulsa la utilización de vehículos eléctricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *