Nuevo centro de datos solar de Apple

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


A través de Internet, ya sea por las líneas de teléfono, por las de fibra óptica o por las conexiones inalámbricas, cada día se transmiten millones de datos sin parar. Y la cantidad de esos datos crece sin parar. En todo el mundo. A todas horas. Toda esta transmisión de datos supone un gasto de energía que también crece y crece.

Así, es necesario cambiar el modelo energético relacionado con las nuevas tecnologías. Hay que convertir toda esa información que se almacena o que se transmite en información sostenible, si se permite la expresión. En este sentido, el gigante Apple ha construido en gigantesco centro de datos en Carolina del Norte (Estados Unidos) que funcionará con la energía proporcionada por una granja de energía solar.

El Condado de Catawba ha autorizado a la empresa Apple para que transformen setenta hectáreas de terreno en una instalación solar. El área será nivelada y se crearán varios caminos para que se pueda acceder a los paneles solares. Éste es el primer paso en un plan mucho más ambicioso que se ha bautizado como Proyect Dolphin Solar Farm.

Ahora bien, el proyecto solar ha comenzado con cierta polémica. Los vecinos más cercanos al terreno donde se va a ubicar el centro de datos de Apple se han quejado de humo en la propiedad, ya que Apple está quemando el terrero para limpiarlo de malezas y dicha acción produce algo de humareda. El fuego está, además, expulsando de su hábitat a algunas especies de animales. ¿Daños colaterales?

En principio, parece que toda la energía solar producida por la nueva granja solar se destinará a la sección de oficinas del centro de datos, y no a los servidores. En cualquier caso, según las primeras estimaciones se calcula que esas setenta hectáreas de paneles solares podrían generar 24 megavatios (MW) de potencia. Todo el centro de datos necesita de entre 40 a 100 MW para funcionar correctamente. Y es que la tecnología necesita de mucha electricidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *