Un día entero produciendo energía solar


Gemasolar se ha convertido en la primera central termosolar del mundo que logra producir energía proveniente del sol durante 24 horas seguidas. Gemasolar, está situada en Fuentes de Andalucía (Sevilla) y es propiedad de Torresol Energy y ha estado un día entero suministrando ininterrumpidamente energía a la red de distribución.

Este hito para las energías renovables y, en particular, para la energía solar, ha sido posible gracias a su sistema de almacenamiento térmico basado en sales fundidas (en la imagen de abajo), una tecnología de transferencia térmica desarrollada por la empresa Sener que permite evitar las fluctuaciones en el suministro de energía, pues permite producir electricidad durante 15 horas sin recibir los rayos del sol.

Gemasolar ha logrado este óptimo rendimiento en los últimos días de junio, que han ofrecido varios días de excelente radiación solar y ha permitido que el tanque de almacenamiento de sales calientes funcione a pleno rendimiento. El objetivo es alcanzar un suministro a la red de 20 horas al día de media, ha afirmado Diego Ramirez, director de producción de Torresol Energy.

Los meses de verano son los de mayor eficiencia de la planta. Así, hasta mediados de septiembre, se espera que el tiempo medio de producción sea de 18 horas por día.

Gracias al sistema de almacenamiento de sales fundidas, la planta puede alargar sus horas de producción eléctrica más allá de la puesta de sol y con independencia de la nubosidad. Gemasolar, con una turbina de casi 20 MW de potencia, es capaz de suministrar electricidad a una población de 25.000 habitantes.

Esta tecnología solar con capacidad de almacenamiento térmico está funcionando en otras plantas de España, algunas ya en operación comercial. Este sistema, además de incrementar el rendimiento de las plantas termosolares, permite responder a los picos de demanda de electricidad. Así, la energía solar está cada vez más cerca de ofrecer una fiabilidad similar a la de las centrales térmicas que usan combustibles fósiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *