Aerogenerador sin aspas para proteger a las aves


Un grave problema que hay que solucionar en los aerogeneradores es el impacto que producen en aves y murciélagos, animales que pueden quedar heridos o, incluso, morir, al chocar contra las palas de los modernos molinos de viento. Agrupaciones ecologistas, especialmente las que defienden la protección de las aves, critican a menudo la energía eólica por este motivo. Se busca ubicar los aerogeneradores en lugares donde no exista mucho tránsito de aves, pero, a veces, esto no es posible.

Con todo, los beneficios de una energía renovable y limpia quizá compensen el daño infligido a aves y murciélagos. Pero mejor sería no causar ningún daño en absoluto. Por ello, un veterano de guerra de Estados Unidos de 89 años de edad ha ideado un método para proteger a la avifauna que sufre los efectos colaterales de las palas de los molinos.

Raymond Green ha inventado un aerogenerador con las aspas escondidas que consigue captar la energía del viento sin perjudicar a las aves ni a los murciélagos. Además, tiene un tamaño bastante grande, lo que facilita la detección por parte de los animales, de modo que no hay tanto riesgo de choque.

El diseño se llama CWP Green. Este aerogenerador recoge y comprime el aire en su interior y coloca las aspas detrás de un cono, a la salida, en la parte más estrecha, por lo que es prácticamente imposible que los pájaros, en pleno vuelo, se metan dentro y sufran un accidente. Las turbinas, según afirma Green, son silenciosas y pueden ser utilizadas en el ámbito comercial o en el residencial.

Además, este sistema cuenta con una gran ventaja: puede ser acoplado a los aerogeneradores que ya están instalados. La empresa Sigma Design va a probar el invento en aras de mejorar el diseño y, si es posible, comercializar este CWP Green. Las aves lo agradecerán, así como muchos ecologistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *