Biomasa para electricidad local en la India


La empresa Energy Plantation Projects India (EPPI) ha decidido que, desde una planta de gasificación de biomasa en el distrito de Sivagangai, en el estado indio de Tamil Nadu, distribuirá la electricidad entre las aldeas cercanas a la instalación. La iniciativa supone la plantación, en 120 hectáreas, de siete especies diferentes de árboles en cuyo cultivo y mantenimiento trabajan 65 mujeres de comunidades locales.

Deepak Gupta, exsecretario del Ministerio de Energías Nuevas y Renovables de la India, inspeccionó la plantación de EPPI durante su gestión y afirmó que las pequeñas centrales que funcionan con biomasa son ideales para suministrar electricidad de forma local, así como para crear empleos, propiciar la regeneración natural y proveer de electricidad a industrias cercanas.

Este tipo de plantas son la mejor solución para las necesidades locales de la India. Tiene una potencia de 2 MW y emplea el sistema de gasificación de biomasa, más eficiente que la combustión directa del biocombustible.

El suministro de la central se realiza a través de una plantación (propiedad de EPPI) en tierras degradadas con reservas de agua que permiten el riego por goteo. Son 120 hectáreas en las que crecen árboles de siete especies de ciclo corto: Melia dubai, Ailanthus excelsa, Albizia lebbeck, Dalbergia sissoo, Hardwickia binata, Casia saimea y Leucena leucocephala. Estas especies han sido elegidas por el Instituto de Ciencia y Tecnología de la Madera del Ministerio de Medio Ambiente y Bosques de la India. Allí también trabajan 65 mujeres, que pueden compaginar la labor con el pastoreo de cabras en tierras cercanas.

El salario no llega a los 2,5 euros al día (150 rupias) por más de media jornada de trabajo. La empresa asegura que el horario permite a los trabajadores compaginarlo con otras responsabilidades familiares y laborales.

La planta produce otros beneficios, como la mejora del microclima de la región gracias a la regeneración de la biodiversidad. Es un proyecto piloto que se podría trasladar a otras comunidades. El ahorro económico no es desdeñable.

Hay planes de ampliación de hasta 6 MW y posibilidades de arrendar otros bosques con el objetivo de explotar la madera como biocombustible. La empresa cuenta con los permisos para vender la energía a la red eléctrica nacional del país, pero ha optado por brindar ese suministro a aldeas cercanas a sus tierras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *