El 2011 en España: bueno por la solar, mal por el carbón


Red Eléctrica Española (REE) ha publicado los datos sobre el sistema eléctrico en el año 2011. Los datos generales muestran que en 2011 la demanda disminuyó un 1,2% (debido a la crisis económica, claro) y las fuentes renovables supusieron el 33% de la producción eléctrica.

En concreto, según los mismos datos, la generación eléctrica con tecnología solar aumentó en 2011 un 43%, correspondiendo un incremento del 26% a la de tipo fotovoltaico y un 193% a la solar termoeléctrica. Este espectacular aumento tiene más valor si cabe al saber que la mayoría de las tecnologías renovables registraron caídas de producción respecto al año anterior.

Todo lo anterior es una estupenda noticia en lo que respecta a la lucha contra el cambio climático, al autoabastecimiento energético y al respeto al medio ambiente. Sin embargo, también nos encontramos con que la producción de las centrales de carbón también creció, duplicando su producción respecto al año anterior y contribuyendo al cambio climático. En total, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) provenientes del sector eléctrico han aumentado en unos 73 millones de toneladas, esto es, un 25% respecto a 2010. Lo que se consigue por un lado, se pierde por otro.

El descenso general en la producción de renovables tiene su explicación en el descenso de la generación hidroeléctrica, que cubrió un 11% de la demanda, frente al 16% de 2010. La eólica, por su parte, mantuvo su participación, con un 16% del total, igual que en 2010, situándose como la tercera fuente de energía eléctrica tras la nuclear y los ciclos combinados.

El 2011 en España, por tanto, ha sido el año de la energía solar termoeléctrica, pues se ha incrementado la potencia instalada por encima de los 1.100 MW, lo que representa más del doble que Estados Unidos, segundo país en potencia instalada, con 509 MW instalados. Siguen en este ránking Argelia y Egipto, con 20 MW cada uno, y Australia con 5 MW, e Italia y Alemania con 2 MW.

En la actualidad, 26 centrales termosolares se encuentran conectadas a la red de las 61 aprobadas por el Ministerio de Industria, un 42% del total. España es líder en potencia instalada y en nuevas plantas en construcción, con 1.152 MW. Le siguen, de lejos, Estados Unidos, 760 MW; Emiratos Árabes, 100 MW; Marruecos, 30 MW; India 20, MW; México, 12 MW; Australia, 10 MW; y Francia, 2 MW.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *