Energía solar en Senegal para los alumnos que saquen las mejores notas


Las empresas Ibc Solar y Kaito han instalado en tres escuelas de Senegal quinientas lámparas solares. Los alumnos que obtengan los mejores resultados recibirán vales para cargarlas con energía solar. Es un proyecto que pretende impulsar la electrificación de la zona rural y fomentar el interés de sus habitantes por las energías renovables.

En la región de Casamance, en el sur de Senegal, hay un problema: no llega la red eléctrica. Sólo una tercera parte de los doce millones de senegaleses tiene acceso a la red pública de electricidad, la mayor parte, en las ciudades. En las zonas rurales, es mucho peor: sólo una quinta parte accede a la red de distribución eléctrica.

Durante muchos años, se ha estado utilizando, para paliar esta falta de infraestructuras, generadores que funcionan con diésel, un método arriesgado tanto para personas como para el medio ambiente. Para desarrollar una electricidad respetuosa con el medio ambiente, Ibc Solar y Kaito han dotado a las escuelas de quinientas lámparas solares y han repartido vales para cargarlas. Dos lámparas suelen ser suficientes para iluminar una casa en Casamance.

En 2009, Kaito construyó los que llamaron kioscos solares que, gracias a los módulos fotovoltaicos, generan electricidad respetuosa con el medio ambiente. Hasta la fecha se han terminado tres de estos kioscos, pero está prevista la construcción de más. Unos de los aldeanos se hace cargo del kiosco solar y ofrece a sus vecinos la posibilidad de cargar, por una cantidad de dinero, aparatos eléctricos como teléfonos móviles, lámparas y otros en dicho kiosco.

En el nuevo proyecto, y con el objetivo de premiar a los mejores estudiantes, los profesores repartirán cada semana vales a aquellos alumnos que hayan obtenido las mejores calificaciones en la escuela o bien hayan realizado servicios a la sociedad. Con estos vales, los niños podrán cargar gratuitamente sus lámparas con energía limpia en los kioscos solares. Los profesores dispondrán de 15.000 vales por curso escolar. Son tres las escuelas que colaboran en el proyecto, cada una con unos 250 alumnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *