La Universidad de Almería producirá el 25% de su energía con paneles solares fotovoltaicos


La Universidad de Almería (UAL) ha decidido apostar por las energías renovables. Ha puesto en funcionamiento, en el aparcamiento, cerca del edificio de Ciencias de la Salud, un parque fotovoltaico. La instalación supondrá un generación anual de más de 1.176 MWh, lo que equivale al consumo eléctrico de medio millar de familias.

Este tipo de instalación a partir de fuentes de energía renovables y limpias supone, como es lógico, un importante ahorro en las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera (dióxido de carbono, óxidos nitrosos y derivados del azufre). En total, se calcula que se evitarán más de 17.500 toneladas de carbono equivalente durante su vida útil.

La Universidad de Almería apuesta, por tanto, por la vanguardia en tecnología y por el compromiso ambiental. El proyecto supone un hito en el ámbito universitario español. Ha sido posible por el convenio firmado con el CIEMAT para la creación del Centro de Investigación para la Energía Solar (CIESOL).

Toda la energía que se produzca desde esta instalación solar será contabilizada como energía transferida a la red eléctrica, aunque, en la práctica, será consumida por la propia universidad, evitando pérdidas por transporte y logrando un consumo más eficiente. El sistema fotovoltaico generará aproximadamente el 25% del consumo que necesita la universidad para su día a día.


La Universidad percibirá durante los próximos años más de 500.000 euros en concepto de canon de producción. Durante la construcción del parque solar se han creado más de 1.600 jornadas de trabajo para empresas locales.

Casi 5.000 módulos fotovoltaicos

El proyecto cuenta con un total de 4.950 módulos fotovoltaicos. La superficie total es de 8.109 metros cuadrados. Hay 4.830 módulos policristalinos de 240 Wp, 24 módulos de tecnología silicio policristalino de 240 Wp y una potencia pico total de 5.760 Wp, 24 módulos de tecnología silicio monocristalino de 240 Wp cada uno y una potencia pico total de 5.760 Wp, y 72 módulos de tecnología capa fina de 80 Wp cada uno y una potencia pico total de 5.760 Wp.

Los tres últimos tipos de paneles serán monitorizadas desde la universidad para comparar comportamientos y rendimientos de diferentes tecnologías con fines de investigación y en igualdad de condiciones térmicas y solares. La construcción de la planta ha supuesto una inversión de más de 2,5 millones de euros. La universidad está valorando la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *