Planta de biomasa con paja de arroz

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La región valenciana es famosa por sus paellas. De arroz, claro. Y tal vez a partir de ahora también lo sea por producir energía limpia y renovable a partir de esa planta. La iniciativa, pionera en España, tiene como objetivo convertir la paja del arroz, que además resulta peligrosa para los animales que habitan la zona ya que libera metano al producirse su descomposición, en energía eléctrica.

El proyecto se llevará a cabo en la localidad de Silla, provincia de Valencia, situada cerca de la Albufera. Su ayuntamiento ha firmado un acuerdo con la empresa Griñó Ecológic para la instalación de una planta de biomasa en el municipio. Estas instalaciones se alimentarán de las cerca de 90.000 toneladas anuales de paja que se producen durante la siega del arroz.

Con este proyecto, se produce, por tanto, un doble beneficio medioambiental. Por una parte, se limpia el parque natural de la paja de arroz. Y, por otra parte, se produce energía limpia y renovable. En España, existen ya tres plantas de similares características que utilizan paja de trigo para la producción de energía. La de Silla será la primera en usar paja del arroz.

Durante toda la vida se ha estado quemando el residuo después de la siega, lo que provocaba un impacto medioambiental muy negativo por la emisión de gases nocivos a la atmósfera, algo que podía afectar a la salud de las personas de los municipios cercanos. Desde hace tres años, esta práctica quedó prohibida por una normativa europea que, además, concedía una subvención al agricultor.

Pero dejar la paja del arroz a su suerte tampoco era una buena solución. En el proceso de putrefacción que se producía, el campo valenciano se convertía en un paisaje de aguas negras que provoca la mortandad de gran parte de los animales y contaminaba el agua de la Albufera.

Así, con esta planta de biomasa, se detendrá la contaminación del lago, al tiempo que los agricultores de la zona podrán seguir recibiendo las subvenciones europeas por no quemar los desechos del arroz. Y todo ello, disminuyendo las emisiones de dióxido de carbono y la dependencia de energía proveniente de combustibles fósiles o de regiones lejanas.

Biomasa, Fuentes renovables,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *