Baja el precio de la fotovoltaica y ganan los de siempre: las grandes empresas


La tecnología evoluciona y permite bajar los costes de producción de los productos y servicios. En el caso de las energías renovables, si cuesta menos producir paneles, módulos fotovoltaicos, aerogeneradores, etc., lógicamente el precio de la electricidad limpia también bajará. Eficiencia energética aplicada al coste.

La energía solar, en este aspecto, está muy cerca de poder competir en rentabilidad con la electricidad generada a partir de energías sucias. Es la conclusión principal a la que han llegado los diez autores del último informe que ha publicado Bloomberg New Energy Finance sobre las claves económicas de la energía fotovoltaica.

Una de las consecuencias que puede tener esta mejora de la tecnología es que los proyectos fotovoltaicos sean rentables aun sin subvenciones. Desde septiembre de 2011, Red Eléctrica de España ha recibido solicitudes completas para 4.500 MW fotovoltaicos y ha contestado a proyectos por 2.700 MW. La mayor parte de las solicitudes recibidas corresponden a Murcia y Extremadura.

El citado informe Reconsiderando las claves económicas de la energía fotovoltaica” analiza qué consecuencias puede tener la caída de los costes de la tecnología fotovoltaica. Según la consultora, el precio de los módulos FV ha caído casi un 75% en los últimos 36 meses. Actualmente, la electricidad generada con la energía del Sol puede competir, en horario diurno, con los precios de la electricidad convencional en muchos países.

La bajada del precio se debe en buena parte a la bajada del precio de los materiales con los que se construyen los paneles. Así, el precio del kilogramo de silicio ha pasado de 450 dólares en 2008 a menos de 27 a finales de 2011. Este mineral supone el 20% del total del coste de un módulo.

Por otra parte, a finales de 2011, el coste de fabricación de los módulos fotovoltaicos de silicio cristalino ha caído por debajo del dólar por vatio. Una disminución tan drástica de los costes ha cogido por sorpresa a empresas que llevaban años operando. El informe prevé la continuación de esa bajada de precio en los próximos años gracias a los avances tecnológicos y a la mejora de los procesos industriales.

Entonces, ¿es rentable la energía solar sin primas? Lo es si el proyecto es muy grande, si se producen centenares de megavatios. En cambio, las pequeñas empresas lo pueden pasar mal. Las pymes que instalan sistemas fotovoltaicos de pequeña potencia (menos de 20 kW), normalmente en edificios, podrían no ser rentables y desaparecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *