Energía solar solidaria


Centrosolar es una empresa especializada en energía solar fotovoltaica. Las ventas procedentes del mercado internacional ya representan el 60% de la facturación. Recientemente, esta empresa ha suministrado unos trescientos módulos fotovoltaicos para un proyecto de energía renovable de la aldea infantil SOS Children en Mombasa, Kenia.

Esta instalación puede considerarse como la tercera planta fotovoltaica en tamaño en el este de África. El proyecto se ha desarrollado gracias a una iniciativa de Exportación de Energías Renovables del Ministerio Federal Alemán de Economía y Tecnología (BMWi).

El proyecto ha sido realizado en colaboración con empresas de Alemania y de Kenia. Centrosolar entregó 312 módulos con una potencia total de 60 kilowatios. Asantys Systems y African Solar Design de Kenia, empresas colaboradoras en el proyecto, los instalaron. Una parte de la energía generada será destinada para la aldea infantil SOS Children, en la que actualmente viven 130 niños. En un país como Kenia, en el que hay problemas diarios de abastecimiento de la red eléctrica, la energía solar dota a esta aldea de tranquilidad e independencia energética. La instalación fotovoltaica también generará electricidad para una escuela adjunta.

Este proyecto es importante, además, porque supone la primera instalación fotovoltaica en Kenia que se puede conectar a la red de generación eléctrica local e inyectar energía en ésta energía. Así, cuando la instalación inyecta energía el medidor de consumo general, funciona en sentido inverso.

Aunque Mombasa es la segunda mayor ciudad de Kenia, las redes de energía eléctrica son precarias y la electricidad, procedente de fuentes tradicionales, resulta muy cara y poco segura. Y, por otro lado, es un país de los más soleados del planeta, así que apostar por la energía solar para asegurar un suministro fiable de electricidad se convierte casi en una obligación.

La organización SOS Children estudia la posibilidad de llevar a cabo más instalaciones de energía renovable en otras aldeas infantiles para ayudar a frenar el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *