Inversión récord en energías renovables y 24,4 millones de trabajos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Energia verde
El 2015 ha sido un año récord en inversión de energías renovables. Si bien los combustibles fósiles siguen teniendo un peso mayor, su avance no deja de sorprender. Igualmente, se espera para 2030 que el sector genere mámillones de puestos de trabajo.

La instalación de placas solares, turbinas de viento y centrales hidroeléctricas ha alcanzado unas cifras inéditas, hasta tal punto que bien puede afirmarse que se ha alcanzado un nuevo hito en materia de energías renovables. Un sector, por otra parte, muy necesario actualmente, habida cuenta de los objetivos recientemente establecidos en el Acuerdo climático global logrado durante la Cumbre del clima parisina (COP21) el pasado mes de diciembre.

2015: un año de récord

El pasado año 2015, en efecto, ha marcado un hito en la historia de las energías limpias. La instalación de placas solares, aerogeneradores y centrales hidroeléctricas ha sufrido un incremento desconocido, que se ha materializado tanto en inversiones como en cuanto a potencia renovable instalada.

Con respecto a la inversión, la cifra supera los 286.000 millones de dólares, con China y Estados Unidos como líderes, según datos del Renewables 2016 Global Status Report, publicado por REN21. Por otra parte, la potencia renovable instalada roza los 148 gigavatios de fuentes limpias.

A su vez, en el año 2030 se podrían crear 24,4 millones de nuevos empleos a través de la energías renovables, de acuerdo con el mismo trabajo de REN21, una asociación que agrupa a gobiernos, ONGs, organizaciones internacionales y asociaciones del sector.

Según los datos recogidos en este estudio, la inversión en energías renovables casi alcanzó los 300.000 millones de dólares, lo que supone un crecimiento anual del 5 por ciento. Por su parte, la inversión en plantas de gas y carbón no llega a los 130.000 millones, una cifra impensable hace unos años, que podría ser un claro síntoma de que el inicio hacia una sociedad baja en carbono está empezando a ser un hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *