Primera central solar de ensayos del mundo de geometría variable

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El presidente del CTAER (Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables), Valeriano Ruiz Hernández, ha firmado un contrato mediante el que se adjudica a Abengoa la ejecución de las obras de la Central Solar Experimental de Geometría Variable para Sistemas de Receptor Central. Se trata de la primera instalación experimental de ensayos que el CTAER comienza a construir para poner a disposición de la investigación y de las empresas del sector de todo el mundo.

La central de geometría variable es una patente del CTAER que inicia una nueva generación de tecnología solar de receptor central a partir de una torre de carácter móvil, tanto en lo que respecta a sus heliostatos como al receptor. De este modo, podrá seguir el movimiento aparente del Sol y aumentará la captación de la mayor cantidad de energía posible en cualquier época del año.

En los programas de simulación aplicados a estos sistemas de geometría variable se obtiene como resultado un aumento del rendimiento total de las centrales en torno al 17%.

La nueva central experimental que se ubicará en el desierto de Tabernas (Almería), famoso en otro tiempo por los rodajes de películas del Oeste, en terrenos aledaños a la Plataforma Solar de Almería (PSA).

Esta central experimental única en el mundo permitirá ensayar los nuevos conceptos de centrales que en pocos años podrá poner en marcha la industria termosolar, un sector que experimenta una expansión internacional y está ofreciendo soluciones a las necesidades energéticas de gran parte del mundo a partir de un recurso limpio, abundante e inagotable como es el Sol.

España es pionera en energía solar termoeléctrica por la investigación realizada durante décadas en las centrales de ensayos del desierto de Tabernas (Plataforma Solar de Almería) y a la contribución de la universidades, aportando ingenieros y otros técnicos de alto nivel. Sin embargo, no hay que dormirse en los laureles y se debe seguir avanzando en el desarrollo de nuevas bases tecnológicas más eficientes y rentables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *