Un futuro parque eólico en Cozumel amenaza a sus emblemáticas golondrinas y a 300 especies en extinción

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La paradisíaca isla mexicana de Cozumel sería aún más idílica si apostara con decisión por las energías renovables pero, eso sí, mejor prescindir de las turbinas de viento si se quiere conservar a sus emblemáticas golondrinas y buena parte de su biodiversidad.

La cosa viene a cuento del futuro parque eólico que se planea levantar en esta isla caribeña, y que según advierten ecologistas y expertos ambientales, no dejaría títere con cabeza en el firmamento y también esquilmaría su riqueza ambiental en general. Y no, no es que sus turbinas sean especialmente asesinas, sino que estarían mal ubicadas y, como todo parque eólico, representa un peligro para el entorno y, por supuesto, para las aves.

No en vano, el mismo nombre de la isla viene de la lengua maya yucateca, por lo que Cozumel significa tierra de golondrinas. Son decenas de miles las que habitan sus cielos, y se les considera el emblema de la isla. Pero no sólo eso, porque esta bellísima isla situada a unos 50 kilómetros de Cancún también atesora cientos de especies de aves y otros muchos animales que se encuentran en peligro de extinción, y que junto a las golondrinas correrían peligro en caso de que un parque eólico proyectado desde el pasado año acabara levantándose.

Según han advertido organizaciones civiles, conservacionistas y empresariales, llevar a cabo el parque eólico proyectado por la empresa México Power Group MPG, supondría que 115 torres generadoras ocuparan 132 hectáreas, en concreto, 35 kilómetros de largo y 12 de largo a lo largo de la costa, lo que supondría el acabose para las aves y también para numerosas especies vegetales endémicas, reptiles, mamíferos terrestres y murciélagos, en su mayoría amenazados. Además del costo ambiental que ello supondría para una zona tan frágil, las voces críticas sostienen que tampoco traería beneficios económicos, concluye un estudio presentado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *