Vitoria podría cubrir 3/4 de su demanda eléctrica con solar fotovoltaica


Vitoria-Gasteiz, norte de España. Según un estudio realizado por el Instituto de Energía Solar, dentro del proyecto europeo POLIS, señala que la Capital Verde europea de 2012, con unos 240.000 habitantes, podría cubrir hasta el 75% de su demanda eléctrica sólo con energía solar fotovoltaica.

Estefanía Caamaño, investigadora del Instituto de Energía Solar (IES) de la Universidad Politécnica de Madrid, ha presentado los resultados de este estudio en la Villa Solar de Madrid, donde se celebra la competición Solar Decathlon Europe 2012. La investigadora ha explicado que para la realización de este estudio ha desarrollado su propia metodología de análisis, teniendo en cuenta aspectos como la antigüedad de los edificios, el grado de protección patrimonial, el tipo de cubiertas y fachadas, las pérdidas de captación solar por orientación, inclinación y sombreados, y otros parámetros.

El equipo que elaboró el estudio ha realizado 345 mapas de la ciudad y ha clasificado el potencial solar fotovoltaico de los elementos constructivos de los edificios de Vitoria en seis categorías, desde la A a la E, siendo la A la más óptima y la E la menos adecuada (un método similar a las etiquetas de eficiencia energética). Los barrios de Arriaga-Lakua, Salburúa, Ensanche, Zagalgana y Mendizorrotza, donde viven unos 45.000 habitantes, son especialmente adecuados para la instalación de paneles solares. También lo es el polígono industrial de Júndiz, el segundo mayor de Europa.

Quien conozca la capital vasca quizá se sorprenda del resultado, ya que pertenece a lo que se denomina zona climática I, es decir, que cuenta con pocos recursos solares. Sin embargo, a pesar de que las nubes cubren con frecuencia la ciudad, el potencial solar es superior al de muchas zonas europeas, del rango de 1.500 kWh/m2 y año. Instalando los paneles en zonas adecuadas, la ciudad podría cubrir con energía solar fotovoltaica hasta un 75% de su demanda eléctrica. Los barrios residenciales podrían contribuir con un 34% de dicho porcentaje, mientras que las zonas industriales lo harían en un 58%.

Además, el equipo investigador ha desarrollado una metodología complementaria que identifica de forma integrada el potencial solar pasivo, activo solar térmico y solar fotovoltaico de cubiertas y fachadas de edificios.

De momento, las autoridades de Vitoria no han opinado sobre los resultados de esta investigación. Pero ojalá lo tengan en cuentan y sigan los criterios de sostenibilidad que, hasta ahora, les han llevado a ser una de las ciudades ecológicas de referencia. La integración de aplicaciones energéticas descentralizadas y de pequeña escala en las ciudades es el siguiente paso que se debe dar en una economía sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *