Así es la pala termoplástica y reciclable más larga del mundo

pala-aerogenerador
Nuevos avances llegan en energía eólica. En esta ocasión, se trata de una novedosa pala, que tiene la particularidad de ser termoplástico, aparte de 100% reciclable. Y eso no es todo porque es la más larga del mundo, al menos, hasta ahora. Un desarrollo que se está llevando a cabo por el consorcio Zebra (Zero wastE Blade ReseArch) con un presupuesto de 18,5 millones de euros.

El desarrollo

El proyecto comenzó en septiembre de 2020 con una duración de 42 meses. Aunque todavía no ha finalizado, se han dado ya avances con el primer prototipo de esta pala, que constituye un importante avance y todo un hito en la industria eólica y la economía circular.

Entre los primeros datos que ya han trascendido destaca la longitud de la pala de 62 metros, lo que equivale a dos campos de baloncesto consecutivos. En relación a los materiales, destaca el uso de la resina Elium de la empresa Arkema, que es una resina termoplástica conocida por su reciclabilidad. También se ha empleado fibra de vidrio de alto rendimiento de la empresa Owens Corning. Igualmente, se cuenta con la participación de otras compañías como Canoe, Engie, LM Wind Power y SUEZ.

El proyecto, liderado por el instituto francés IRT Jules Verne, pretende así demostrar la viabilidad técnica, económica y ambiental de la fabricación a gran escala de palas 100% reciclables a partir de los criterios del ecodiseño.

pala-aerogenerador

Primeros resultados

De momento, LM Wind Power Ponferrada ya se ha producido el primer prototipo. El trabajo realizado ha permitido constatar que la resina termoplástico líquida es idónea por sus maleabilidad para fabricar elementos de grandes dimensiones con procedimientos de infusión en los que se mezcla con la fibra de vidrio de alto rendimiento.

El material compuesto resultante tiene además propiedades similares a las resinas termoestables. Sin embargo, tiene el valor añadido de su reciclabilidad. Y este es precisamente un punto diferencial, puesto que puede reciclarse mediante un avanzado método denominado reciclaje químico que permite una completa despolimerización de la resina, la separación de la resina y la recuperación de un material resinoso virgen que se puede reutilizar.

Artículos relacionados:

Nuevo impulso a la eólica marina: la UE pide acelerar la creación de estos parques

La eólica se abre paso en España: se convierte en la principal fuente de generación eléctrica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.