Consejos para ahorrar energía en casa gracias a las energías renovables

casa-con-paneles-solares
Existen muchas formas de ahorrar energía en casa. Todo es cuestión de proponérselo y poner en marcha una serie de consejos, como por ejemplo los que tienen que ver con la utilización de energías renovables. Es cierto que no siempre es posible aferrarse a ellas, pero si tienes la posibilidad de hacerlo deberías como mínimo contemplarlo por los grandes beneficios que aporta a nivel de ahorro energético, algo que sin lugar a dudas repercute de forma positiva tanto en el medioambiente como en nuestro bolsillo.

Un ahorro energético considerable

Ejemplos hay muchos. Puedes encontrar casas con gasto energético prácticamente nulo aquí, o bien puedes hacer todo lo posible para que tu casa se convierta en todo un referente de ahorro energético. ¿Cómo? De varias formas, aunque unas son más populares que otras por su facilidad de instalación.

Los paneles solares térmicos para el agua caliente sanitaria y la calefacción son sin lugar a dudas los más instalados. No hay que olvidar que casi la mitad de los edificios que se construyen hoy en día en España cuentan con instalaciones de este tipo, y de hecho también solemos verlos con asiduidad en aquellos edificios ya construidos que han decidido dar el paso de implantar alguna medida de ahorro energético a través del uso de energías renovables.

Lo cierto es que a nadie le extraña que sean tan populares, ya que gracias a ellos puede conseguir un ahorro considerable en la factura de la electricidad. Consigues reducir los consumos de agua caliente sanitaria entre un 80 y un 90%, mientras que el gasto en calefacción puede descender entre un 30 y un 40%.

tejados-paneles-solares

Otros sistemas que funcionan

Hay otros sistemas renovables para ahorrar energía, como es el caso de la energía minieólica, que consiste en utilizar aerogeneradores de reducido tamaño y con una potencia inferior a los 100 kW. No hace tanto que se venían utilizando para abastecer de energía aquellas viviendas aisladas que no tenían acceso a la red eléctrica.

La energía geotérmica, la energía termosolar o la energía por biomasa son otras alternativas que merece la pena estudiar a la hora de llevar a cabo cambios importantes con los que lograr un ahorro energético considerable. Todas ellas funcionan, así que dependiendo de las necesidades y del presupuesto es posible decantarse por una u otra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.