Beneficios de la biomasa

biomasa
Como seguramente ya sabrás, la biomasa se puede definir como una materia orgánica que se utiliza como fuente energética. Si nos ceñimos a la definición recogida en la Directiva (UE) 2018/2001 del Parlamento Europeo y del Consejo en 2018, podríamos decir que es la fracción biodegradable de los residuos, productos y desechos que tienen un origen biológico y que proceden de actividades agrarias, de la silvicultura y de las industrias conexas, además de la pesca y la acuicultura, así como también la fracción biodegradable de los residuos (en este apartado podemos incluir residuos industriales y municipales de origen biológico).

El caso es que la biomasa ofrece múltiples beneficios que hacen que sea una opción a tener cada vez más en cuenta. Precisamente de ello te hablamos a continuación.

Reduce la dependencia de los combustibles fósiles

Los combustibles fósiles son los principales responsables del cambio climático, o al menos eso es lo que se desprende de numerosos estudios que se han llevado a cabo en los últimos años. Por ello, conviene apostar por otras fuentes de energía como por ejemplo la biomasa, que por cierto tiene mucho potencial en países como España. Utilizándola en mayor medida se podría disminuir la gran dependencia de los combustibles fósiles, por lo que el medio ambiente saldría ganando sin ninguna duda.

En ese sentido hay que decir que cada vez estamos viendo más quemadores de biomasa con los que transformar la forma de producir energía. Por ello no es de extrañar que cada vez haya más empresas dispuestas a dar el paso por varios motivos, ya que también se traduce en un ahorro en la factura de la luz.

Crea puestos de trabajo y genera riqueza

Otro motivo por el que la biomasa está en boca de todos es por la gran cantidad de puestos de trabajo que es capaz de generar. De hecho, los cálculos dicen que por cada 1.000 habitantes que utilizan biomasa en una zona en concreto, se crean nada más y nada menos que 13 puestos de trabajo. Esto, como no podía ser de otra forma, se convierte en una gran oportunidad para las zonas rurales, ya que en ellas es donde se concentra la biomasa que se aprovecha como combustible. Por tanto, sería una buena forma de dar impulso a zonas que parecen condenadas a desaparecer por el éxodo de población hacia las ciudades.

biomasa

Mayor competitividad contra la pobreza energética

No menos importante es hablar del papel que puede jugar la bioamasa contra la pobreza energética, que es uno de los problemas que más preocupan en estos momentos. Alrededor de 1.400 millones de personas no tienen acceso a la electricidad o apenas se puede decir que tengan acceso a ella. En países en desarrollo se ha demostrado que los combustibles fósiles son capaces de arañar hasta un 10% de PIB, lo que sin lugar a dudas supone un obstáculo para el crecimiento. Con la biomasa, que es mucho más accesible, eso cambiaría por completo porque mejoraría la competitividad económica.

Menos emisiones

En línea de lo comentado anteriormente sobre el impacto de los combustibles fósiles sobre el medio ambiente, hay que decir que con soluciones como generadores de aire caliente con biomasa se lograría una clara disminución de las emisiones de azufre, de partículas y de contaminantes como CO, HC y NOX. Se reducirían los riesgos de incendios forestales y plagas de insectos, al tiempo que se aprovecharían los residuos agrícolas para evitar su quema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.