Energías renovables en 2013: el camino de Europa para salir de la crisis


Crisis, cambio climático, una economía en recesión, los combustibles fósiles subiendo de precio sin parar, fenómenos climáticos extremos cada vez más destructores y frecuentes… Europa no puede esperar más a impulsar de una manera definitiva las energías renovables.

En la última reunión interparlamentaria de energías renovables y eficiencia energética, organizada por el foro europeo de recursos renovables, participaron más de un centenar de expertos en la materia y políticos europeos. Cincuenta parlamentarios de quince países de la Unión Europea, representantes de diversas instituciones europeas, científicos y emprendedores… todos con un objetivo común: la sostenibilidad energética que no puede venir de otro modo que a partir de la producción de energía renovable y limpia.

Las energías renovables y la eficiencia energética deben ser, en 2013 más que nunca, uno de los pilares europeos para salir de la crisis económica. Hay muchos problemas que se deben resolver. Pero también hay ideas innovadoras y nuevas tecnologías que están logrando que las renovables sean cada vez más eficientes y, en algún caso, puedan competir con las fuentes de energía tradicionales.

Alexandros Athanasiou, director gerente de la filial griega de Krannich Solar, participó en la reunión hablando de la importancia de los proyectos renovables para la recuperación de la economía de Gracia. Además, señaló la inversión en energía fotovoltaica en los países europeos, que, no sólo crea nuevos puestos de trabajo, sino que, además, aumenta la independencia energética de todo el continente. Por último, destacó el autoconsumo como el modelo energético del futuro que permitiría exportar electricidad a otros países.

Financiación pública y privada

Por tanto, debido a la importancia estratégica que tienen las renovables, es esencial para la recuperación europea que el desarrollo de este tipo de energía sea impulsada tanto por la financiación privada como por subvenciones públicas. Las energías renovables ofrecen beneficios a toda la sociedad y a la economía europea, por lo que los Gobiernos no pueden quedarse al margen.

Desde el Mediterráneo hasta el mar Báltico, desde el Atlántico hasta la Europa del Este, la Unión Europea debe aprovechar los recursos renovables con los que cuenta.

Por otra parte, la eficiencia energética cada vez es un asunto de mayor importancia. La industria y la comunidad científica tienen que trabajar juntos para reducir el consumo energético con medidas fáciles de implementar y baratas. Los objetivos europeos 20-20-20 pueden y deben ser superados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *