La fotosíntesis artificial se investigará en la Universidad del País Vasco

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Ángel Rubio, catedrático de Física de Materiales y director del grupo de NanoBio Espectroscopia de la Universidad del País Vasco (UPV), ha recibido una de las ayudas del programa ERC Advanced Grants para investigadores que otorga el Consejo Europeo de Investigación. Esta ayuda supone 1,9 millones de euros que serán invertidos en la investigación de la simulación y el desarrollo de nuevos materiales que tengan aplicaciones energéticas utilizando nanoestructuras y biomoléculas.

El propio Ángel Rubio señala que es un proyecto de investigación completamente básica pero con unos objetivos muy ambiciosos, ya que su objetivo final es formular un marco teórico que pueda explicar los fenómenos físicos relacionados con los procesos de captura, almacenamiento y transmisión de energía en sistemas reales. La investigación se llevará a cabo desde 2011 hasta 2015.

Estas subvenciones del European Research Council sólo se otorgan a los científicos europeos más destacados y a los proyectos más vanguardistas. Buscan innovaciones científicas capaces de responder a nuevos y trascendentales retos en las fronteras de su campo de conocimiento. A esta tercera edición se presentaron más de dos mil propuestas.

Ángel Rubio y su grupo de investigación realizarán simulaciones de fotosíntesis artificial, es decir, fotosíntesis hecha con materiales que imitan el proceso de las plantas, y realizará diversas pruebas con materiales fotovoltaicos, además de estudiar su información cuántica y control de procesos químicos con el fin de mejorar el aprovechamiento de la energía.

Para llevar a dichas simulaciones se necesitan ordenadores de gran potencia, como los superordenadores europeos, Jugene de Jülich (en Alemania), y el que se instalará en Barcelona. Este poder de cálculo se complementará con un ordenador de varios cientos de procesadores para uso exclusivo del proyecto.

La declaración de intenciones del proyecto es clara: mantener el nivel de vida de la sociedad moderna haciendo un uso inteligente y respetuoso de los recursos energéticos de los que disponemos. Con el desarrollo de energías alternativas se puede reducir la dependencia de recursos fósiles como el petróleo o el gas. Para alcanzar este objetivo hay que trabajar con materiales novedosos con propiedades para la captura de la energía o para su almacenamiento o transporte.

El grupo de NanoBio Espectroscopia que dirige Ángel Rubio tiene su sede en el Centro Joxe Mari Korta, del campus de Guipúzcoa de la UPV, y lo conforman actualmente 25 investigadores, además de otros cinco colaboradores de un grupo que lidera en el Instituto Max Planck de Berlín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *