La Inteligencia Artificial potencia la energía solar para uso industrial

fotovoltaica-ia
La energía solar tiene hoy en día algunas limitaciones como su uso en la industria porque se necesitan temperaturas superiores a las que se alcanzan en la actualidad para este tipo de uso. Una vía en la que está trabajando la startup Heliogen, a través de la aplicación de la Inteligencia Artificial.

El sistema

Esta startup, apoyada y financiada por Bill Gates, está trabajando en generar energía solar por encima de los 1.000 grados centígrados mediante espejos y con la ayuda de la Inteligencia Artificial.

Su objetivo principal es poder crear la primera tecnología del mundo que permita sustituir los combustibles fósiles por energía solar para contribuir a luchar contra el cambio climático.

El sistema en el que está trabajando consiste en aplicar la Inteligencia Artificial a una gran variedad de espejos para que reflejen la mayor cantidad de luz solar posible y alcanzar temperaturas superiores a los 565 grados centígrados que se alcanzan con las mejores plantas solares.

fotovoltaica-ia
Es una temperatura que todavía es insuficiente para los procesos industriales, que requieren de temperaturas bastante más elevadas. Sin embargo, con este sistema se podrían superar los 1.000 grados de temperatura, logrando incluso a alcanzar los 1.500 grados centígrados.

Esta temperatura sería ya suficiente para poder trabajar, por ejemplo, con acero, cemento o petroquímicos. Sectores todos ellos de actividad en los que se viene trabajando con combustibles fósiles o gas natural.

Este hito ha sido posible con la aplicación de Inteligencia Artificial y de programas de visión computacional avanzados, que alinean los espejos con precisión para que reflejen la luz solar en un único objetivo.

Beneficios

Este sistema tiene importantes ventajas. La principal es que las industrias de cemento, acero y otros materiales son las responsables de más de una quinta parte de las emisiones relacionadas con el cambio climático.

Con este sistema, se podrían producir estos materiales que están muy presentes en el día a día, pero libres de carbono. Así se contribuye a su vez a conseguir el objetivo de emisiones cero de carbono.

Artículos relacionados:

Cerveza más sostenible con energía solar

La energía solar llega al espacio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *