La energía solar llega al espacio

energia-solar-espacio
Los parques de energía solar no solo van a estar sobre la Tierra. También van a llegar al espacio. Es por lo menos el objetivo que se quiere conseguir desde China a través de un plan, que ha puesto en marcha para lograr producir energía solar en el espacio y enviarla a la Tierra para ser utilizada.

El plan

El plan puesto en marcha por China se centra en construir la primera planta espacial productora de energía solar. De acuerdo con los primeros datos que se han dado a conocer, estaría ubicada en órbita geosíncrona y podrá aprovechar la luz solar sin que haya limitaciones de la atmósfera o de la noche.

Esta energía solar se convertiría en electricidad y se transmitiría a la Tierra a través de un rayo de microondas o láser. El proceso continuaría ya en la superficie terrestre a través de una estación, que sería la encargada de recibir ese rayo para convertirlo en energía eléctrica y hacer la transferencia a la red.

El objetivo de China es construir y lanzar las primeras estaciones de energía solar entre los años 2021 y 2025. Son estaciones que tendrán un pequeño y mediano tamaño, aunque el objetivo es hacer este sistema escalable de manera que haya una estación de energía solar espacial. Este siguiente paso se prevé para 2030.

energia-solar-espacio
Investigadores chinos consideran que este plan permitirá disponer de energía solar espacial, lo que tiene la ventaja de contar con una fuente inagotable de energía limpia para ser utilizada en la Tierra.

Además, tampoco habrá limitaciones en el suministro de energía y se podrá realizar a una intensidad seis veces mayor en comparación con las plantas solares que están situadas en la superficie terrestre.

Primeros pasos

De momento, se han comenzado a dar los primeros pasos con la construcción de los elementos para estas plantas de energía solar en el espacio. Un proceso que se está llevando a cabo en la ciudad de Chongqing.

Los desafíos técnicos para poner en marcha este plan son importantes porque la estación central eléctrica tendría un peso de unas 1.000 toneladas, lo que supone 400 más que la estación espacial intermodal.

También hay que superar otros retos como la posibilidad de construir esta central en el espacio directamente para no tener que lanzar una estructura pesada desde la Tierra.

Artículos relacionados:

Nuevo sistema innovador para convertir luz solar en energía a través de la fotosíntesis

Esta es la bacteria que produce combustible solar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *