La nueva directiva de renovables fomentará el autoconsumo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter6Share on Google+0

tejados-solares
Las energías renovables no encuentran un buen marco legislativo en España, qué duda cabe, pero las cosas podrían cambiar antes de lo imaginado. El impulso vendría de la Unión Europea, gracias a la próxima aprobación de una directiva que busca impulsar la inversión en energías limpias, así como fomentar el autoconsumo.

No puede decirse que corran malos tiempos para las renovables. No, al menos, a nivel comunitario. El 30 de noviembre, Bruselas aprobará dicha directiva, única tabla de salvación para cumplir el objetivo del 27 por ciento en eficiencia y potencia instalada de electricidad renovable para 2030.

Permitir el autoconsumo y venta

Esta reforma de la legislación energética, fundamentalmente busca garantizar que la UE cumple estos dos objetivos relativos a la electricidad renovable. De otro modo, según pronostica la misma UE, no se alcanzarán ni una ni otra meta, considerando que ha llegado el momento de adoptar nuevas medidas para así facilitar su cumplimiento.

El fomento de las fuentes de energía alternativas se estimulará, por lo tanto, a través de un pretendido aumento de la inversión en energías renovables y el fomento del autoconsumo entre los particulares.

En concreto, el artículo 21 de la directiva obligará a los países comunitarios a permitir que los particulares produzcan su propia electricidad mediante la fórmula del autoconsumo. Además, no se obstaculizará la venta de los excedentes de podrá realizar de forma tanto individual como colectiva.

Es decir, se realizará sin tener que soportar una burocracia “desproporcionada” para su autorización ni tampoco “cargas que no sean ajustadas a los costes”, según reza la nueva norma. Siempre, eso sí, dentro de unos límites de generación mínima que se estipularán en lo que respecta a hogares y empresas, de forma diferente.

Básicamente, los hogares que generen anualmente más de 10 Megawatios/hora o las empresas que no produzcan más de 500 MW/h. Por último, la normativa también impedirá una revisión a la baja en la inversión en energías renovables, una medida adoptada tras la decisión española de hacerlo con las subvenciones a la energía solar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *