Planta de biogás en una granja de ganado en Galicia

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En algunos países europeos, el biogás a partir de desechos industriales lleva años desarrollándose y tiene ya cierta importancia en el mix energético del país. En España, es un sector que da sus primeros pasos. Así, es una buena noticia que se impulse esta instalación piloto de 30 kW en Lalín, Pontevedra (Galicia).

Este sistema de biogás generará energía para la instalación ganadera donde se ubica, pero también servirá de un ejemplo para las numerosas explotaciones de ganado vacuno lechero de la región, que ojalá imiten la iniciativa. La nueva planta ha sido inaugurada en la Finca Mouriscade, centro de investigación en alimentación animal de la Diputación de Pontevedra.

La planta busca un doble beneficio: el puramente medioambiental y la mejora económica para las explotaciones ganaderas. En Galicia, el sector ganadero es esencial para la economía de la comunidad autónoma. Así, aprovechar los purines (los desechos de la industria) como recurso para la fertilización de los cultivos y las praderas y la generación de energía es esencial para la buena marcha del sector.

En la iniciativa participan la Xunta de Galicia, la Diputación de Pontevedra y el Centro Tecnológico de Eficiencia y Sostenibilidad Energética (Energylab), que ha instalado una bomba de calor geotérmica y sistemas avanzados de iluminación para la mejora de la eficiencia energética.

Unos 19.000 kWh al año


La planta es, por tanto, una referencia para el sector ganadero gallego por el potencial económico y ambiental de la energía que produce. Generará 190.000 kWh al año, suficiente para abastecer de energía a la explotación, que cuenta con cien cabezas de ganado vacuno.

Muchas granjas cercanas tienen características similares. Varios ayuntamientos gallegos dependen de este tipo de explotaciones lácteas, así que estas medidas que incrementan la rentabilidad de las empresas son esenciales. La nueva planta cubre el cien por cien de la demanda energética de la explotación ganadera y el 85% del total de las instalaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *