Ecuador quiere explotar su potencial geotérmico

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Ecuador atesora una riqueza natural increíble, y no sólo en cuanto a biodiversidad. Sus volcanes activos y numerosas fuentes termales se distribuyen por todo el país, dotándolo de un gran potencial en recursos renovables, especialmente en el campo de la geotermia. Por lo tanto, no resulta extraño que el Gobierno del país andino se haya propuesto explotarlo.

El objetivo sería conseguir un cambio radical que suponga la modificación misma de la matriz energética de la que ahora depende. Una meta realmente ambiciosa pero al mismo tiempo factible, que se haría realidad si se lograra generar la suficiente cantidad de megavatios de energía limpia, según afirman las autoridades ecuatorianas.

Actualmente se están llevando a cabo un total de cinco proyectos importantes en el sector de la energía geotérmica mediante estudios que buscan determinar la capacidad energética de las fuentes seleccionadas como idóneas para el aprovechamiento del calor interior de la Tierra con el fin de generar electricidad.

Apuesta por la energía verde

Modificar su matriz energética supone, en este caso, apostar por la energía verde en sentido amplio. En concreto, se está invirtiendo más de 5.000 millones de dólares en eólica, solar e hidroeléctrica para poder prescindir de forma progresiva de la energía termoeléctrica, tan contaminante como costosa.

Según lo previsto, en un par de años finalizarán los estudios de prefactibilidad, tras los que se iniciará la construcción misma de plantas geotérmicas, con la intención de empezar a producir energía geotérmica a partir del 2018.


Es más, según fuentes oficiales, a partir del 2016 Ecuador pasará a producir más de 6.000 megavatios de energía limpia, siempre contabilizando varias fuentes, cuando a día de hoy la capacidad total no supera los 3.800 megavatios. Además del evidente avance, ello supondrá ser autosuficientes y poder exportar energía, en principio a Perú y Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *