España, más cerca de un futuro 100% renovable

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter7Share on Google+3

Eolica
¿Hasta dónde llegará la transición energética que debe poner en marcha la Ley de Cambio Climático? Si España quiere cumplir con los objetivos establecidos por el Acuerdo de París, el objetivo está claro: para 2050, el país ha de producir la totalidad de su energía con renovables.

Pero hay que reconocerlo: es un objetivo que suena mucho más a utopía que a realidad, por razones obvias. Sobre todo, teniendo en cuenta la realidad española en este sector, así como el actual modelo energético basado en las energías fósiles, altamente deficitario.

Muchas expectativas ante la Ley de Cambio Climático

Las cosas podrían cambiar, sin embargo. El punto de inflexión podría marcarlo la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que el Gobierno presentará al Parlamento antes de final de año.

Cabe ser optimistas en un momento histórico como el actual, los inicios de las actuaciones globales dentro del Pacto de París, alcanzado en la COP21 y ratificado por más de 150 países en enero de 2017, entre ellos España, ante Naciones Unidas, en Nueva York.

Así las cosas, no cabe duda de que la política energética debe dar un giro y apostar por las renovables infinitamente más de lo que lo hacía hasta ahora. La presión internacional actúa de forma positiva en este sentido, y las ONGs y otras organizaciones ecologistas no dejan pasar la oportunidad para demandar un cambio que realmente haga la diferencia.

Tanto Greenpeace como Fundación Renovables, entre otras muchas, han manifestado que quieren que la Ley ponga las bases de una transición verdadera. Traducido a resultados, el objetivo no es otro que lograr que el ciento por ciento de la energía producida proceda de fuentes renovables para 2050.

Igualmente, en el proceso de consulta abierto se apoya la consecución de este y otros desafíos verdes realmente ambiciosos. En este sentido, también los partidos políticos consultados se han manifestado a favor de ello. Aun así, estar más cerca de plantearlo no significa todavía nada. Como suele decirse, obras son amores…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *