Europa vigila la política de energías renovables en España


La incertidumbre creada por la todavía desconocida nueva regulación de las renovables tiene al sector nervioso, incluida la Comisión Europea. No en vano, del carácter restrictivo o impulsor de la misma depende su futuro o, valga la expresión, su falta de futuro.

Al comisario europeo de Energía, Günter Oettinger, no le haría ni pizca de gracia que ocurriera lo primero. Es más, se ha pronunciado al respecto de forma meridianamente clara en una carta dirigida a la Asociación Nacional de Productores e Inversores de Energías Renovables (Anpier), que ésta ha hecho pública como demostración de que el ojo del Gran Hermano europeo no deja de vigilarnos con celo.

En la misiva, Oettinger señala que “los Estados miembros debería evitar medidas retroactivas” en el mercado de las tecnologías renovables, y que ha transmitido esta recomendación al ministro de Industria, José Manuel Soria.

A juicio del comisario, la difícil situación que atraviesa el país no es excusa para castigar al sector con tasas y demás regulaciones que supongan una losa a la hora de crecer. Aún así, también reconoce que la situación fiscal de España es “crítica” y anda necesitada de dar “pasos urgentes” para su reducción, como la solución del denominado déficit de tarifa.

En caso de actuarse de forma “inadecuada”, el comisario advierte que se procederá a una intervención en la política energética española por parte de la Comisión Europea. Por lo tanto, las renovables han de recibir un trato correcto, es decir, en una línea contraria a las medidas retroactivas que actualmente ya “padece” el sector de las renovables.

Aprovechando las palabras de Oettinger, que han venido como caídas del cielo, Anpier ha difundido un comunicado recordando la importancia “transcendental” que tiene la futura reforma del sector eléctrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *