La energía solar llega a las plantas desalinizadoras de agua

desalinizar-agua
La energía solar se está introduciendo cada vez más en las factorías e industrias para utilizarla para diferentes procesos, llegando incluso a ser utilizada para desalinizar el agua. Un sector este último en el que ahora se está impulsando un proyecto de gran envergadura en Gaza. Y es que desde la Unión Europea se está poniendo en marcha el mayor campo de energía solar fotovoltaica para suministrar electricidad a una planta desalinizadora y poder disponer de agua.

El proyecto

Este campo es el mayor de energía solar fotovoltaica de Gaza. Es una iniciativa que ha sido diseñada para que tenga capacidad de suministrar 0,5 megavatios de electricidad al día a una planta desalinizadora, que está situada en el sur de la región para abastecer de agua potable a la población.

El objetivo es que, con esta planta, se pueda proveer de agua potable a un total de 75.000 personas que viven en las gobernaciones de Jan Younis y Rafá, aunque la intención es llegar a 250.000 ciudadanos en el sur de Gaza en el año 2020 para lo que se acometerán nuevas inversiones.

Con el campo fotovoltaico no solo se solventa el problema de la disponibilidad de agua potable, sino que también se da respuesta a las limitaciones existentes en Gaza para tener energía.

desalinizar-agua
El campo soluciona así las necesidades de agua urgentes, aparte de facilitar que las personas de esta zona vivan en condiciones dignas. Y es que el 97% del agua que hay en Gaza no es apta para el consumo humano.

Una inversión sostenida

La inversión en este proyecto no es la única que se ha acometido. Desde la Unión Europea se ha venido invirtiendo en infraestructuras en Palestina y, sobre todo, en la Franja, donde las instalaciones se han visto afectadas por los continuados conflictos. Esto ha llevado a que haya zonas que están en situación crítica de inseguridad del agua.

Para paliar esta situación, la Unión Europea ha destinado entre los años 2006 y 2017 alrededor de 128 millones de euros para asegurar el acceso a energía y al agua potable, así como a servicios higiénicos.

Además, está previsto impulsar otros proyectos en la zona, aparte de ayudar a Oxfam a completar la rehabilitación de plantas desalinizadoras y a establecer planes de seguridad del agua.

Artículos relacionados:

Así es el estadio deportivo que funciona solo con energía solar fotovoltaica

La energía solar fotovoltaica llega al mar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *