La energía eólica en España


España y la energía eólica son un binomio difícil de valorar pues, si por un lado su aumento ha sido espectacular durante la pasada década, el sector actualmente se encuentra en un punto muerto a consecuencia de los recortes económicos.

Además, actualmente hay una ausencia de entendimiento entre el Gobierno y el sector eólico que podría acabar en los tribunales en demanda de otra política fiscal, de una mayor seguridad jurídica y de más rentabilidad, según ha advertido más de una vez la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

A pesar de los pesares, sin embargo, no puede negarse que la evolución temporal de la potencia eólica instalada es espectacular, pasando desde un 1,54 por ciento en 1998 a un 21 por ciento en el 2012. Es más, el pasado mes de noviembre aportó un 21,7 por ciento de la electricidad, lo que la convierte en la principal fuente de electricidad del país en este periodo. Con estas cifras, por otra parte, supera otras tecnologías, como la nuclear.

Ventajas de la eólica

Todos han sido adelantos conseguidos tras años de trabajo, de inversiones, de investigaciones. Pero, además, son muchas las ventajas que tiene la eólica, en términos absolutos. En cuanto al empleo, en relación al gas, por ejemplo, en España crea el doble de puestos de trabajo que los ciclos combinados de gas por cada millón de euros invertidos, lo que se traduce en 15 empleos al año por millón de euros, frente a los 6 creados por el gas. También genera más ingresos fiscales que el gas, pero las políticas no parecen reparar en ello.

Si la comparamos con el petróleo, también es más barata, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y de Red Eléctrica Española (REE), por lo que reúne una serie de características que lo hacen idóneo para reducir la dependencia energética del país.


De acuerdo con el último informe del Global Wind Energy Outlook (GWEC) en el 2012, si bien a nivel nacional el crecimiento es débil, a nivel internacional el futuro será importante, con una estimación global de una cobertura del 12 por ciento de la demanda de electricidad mundial para el 2020.

En concreto, como nota positiva, España quedó en el 2011 en tercer lugar en su clasificación de países de la OCDE, como nación con más potencia eólica instalada nueva en 2011, por detrás de Alemania y Reino Unido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *