La gasolina cada vez más cara


Si no se dejan de usar derivados de petróleo por respeto al medio ambiente (razón más que suficiente) se dejarán de usar por su precio. En países como España, el precio de la gasolina ha alcanzado el valor más alto en toda la historia.

El precio de la gasolina se encarece por el precio de la materia prima, es decir, del petróleo, y por los diversos impuestos que soporta, que son cada vez más altos. En cuanto a la materia prima, el petróleo ha pasado de costar 73 dólares el barril a costar 96 en sólo un año. En España, esta subida del precio del barril ha supuesto una subida del 18% en el precio de la gasolina.

El combustible más usado en España es el gasóleo. Este tipo de derivado del petróleo está aún lejos del mayor precio de su historia, que se produjo hace dos años. Con el precio actual de la gasolina, llenar un depósito de 50 litros en un coche cuesta 64,25 euros (lo que supone 9 euros más que hace un año). Y, si el coche funciona con diésel, la diferencia es de 10,4 euros.

Sube el barril de petróleo, sube la gasolina. Y eso que la materia prima aún no ha llegado a su máximo histórico, producido en el verano de 2008. Sin embargo, sí que existe una presión fiscal cada vez más alta. En España, ha aumentado el impuesto de hidrocarburos en 2,9 céntimos por litro y el IVA ha pasado del 16 al 18%. Aun con estos precios, el ciudadano sigue eligiendo el coche como medio de transporte para desplazarse hasta el lugar de trabajo y las grandes ciudades siguen contaminadas hasta el punto de ser un serio problema de salud pública.

En todo caso, hay que señalar que los precios de los combustibles en España son baratos si se comparan con el resto de países europeos, en los que la carga fiscal es aún mayor. Si se eliminaran los impuestos del precio final de gasolina y gasóleo, ambos carburantes resultarían más caros en España que la media del precio marcado en la Unión Europa.

Usar el coche no es buen negocio para el ciudadano, pero sí para los estados, que recaudan mucho dinero en impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *