Los geólogos piden políticas imaginativas para impulsar la geotermia en España

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los geólogos españoles le envidian a Alemania y a Suecia el saber hacer las cosas para que la geotermia sea algo más que una curiosa e insólita manera de conseguir energía verde. A través de un debate organizado por el Ilustre Colegio de Geólogos (ICOG), el colectivo hace un llamamiento desesperado al gobierno para impulsar la energía geotérmica con “políticas imaginativas”.

Como primerísima medida, reclaman leyes, es decir, un marco jurídico que regule la materia. Por lo visto, por no haber, no hay ni siquiera unas mínimas estadísticas de la actividad: “En España existe un vacío legal, ni siquiera sabemos lo que se produce en megavatios al año”, se lamenta el presidente del ICOG, Luis Suárez.

Ponerse en marcha de forma imaginativa no significa no tener referentes. “En Alemania o Suecia la geotermia goza de medidas concretas y de un plano jurídico propio, por eso están a la cabeza de Europa”, explica Luis Suárez.

Fuera de reivindicaciones que pudieran parecer corporativistas, hay que reconocer que sería genial darle un buen impulso en España a esta forma de generar energía, pues las posibilidades de la geotermia en la vida cotidiana son increíbles en cuanto a funcionalidad, bajo mantenimiento y ahorro económico (su precio es estable, a diferencia del petróleo) y, a la vez, un ahorro de emisiones de CO2. “Además, es la única energía renovable que puede dar calor y frío al mismo tiempo, y puede aplicarse en cualquier edificio de viviendas”, dijo el investigador Alfredo Fernández.

Interesante la aportación de Rüdiger Grimm, responsable de la empresa alemana geoEnergie Konzept, cuando afirmó que no se necesitan subvenciones porque considera que la energía geotérmica es eficiente y se vende sola.

Queda dicho, pues, y por nuestra parte, difundido. No podemos hacer menos si estamos hablando de una energía renovable, limpia, asequible y a nuestra disposición allí donde la necesitemos. ¿Se puede pedir más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *