Bioeconomía o cómo lograr un desarrollo socioeconómico sostenible



planta
A esta alturas es cada vez más evidente que el mundo debe avanzar hacia un desarrollo socioeconómico sostenible. Los gobiernos están trabajando en políticas que por primera vez están alineadas con la bioeconomía, que como seguramente ya sabrás defiende la gestión de la sustentabilidad por la vía del uso eficiente de los recursos naturales.

Hablar de bioeconomía no es hablar de una teoría económica pura y dura, ya que se trata de una ciencia que abarca la economía, la sociedad, la ciencia…

Los principios fundamentales de la bioeconomía

Para conocer bien la bioeconomía hay que conocer sus principios. Uno de ellos tiene que ver con el uso de recursos renovables y energías limpias para impedir que la destrucción y la contaminación de ecosistemas sea una realidad.

Otro principio tiene que ver con el aprovechamiento de los residuos para cerrar el ciclo de materia, por lo que hablaré de la bioeconomía forestal en el siguiente apartado.

Evidentemente, que la producción y el consumo se centren en local también es importante, lo mismo que se puede decir de la defensa del medio ambiente y la regeneración de la biodiversidad.

prado

Bioeconomía forestal

No es de extrañar que la bioeconomía forestal esté en la lista de deberes de la Unión Europea. Genera riqueza y empleo en el medio rural, al tiempo que es capaz de mitigar el cambio climático. ¿Cómo? Produciendo y transformando materiales renovables como la madera.

En España la superficie forestal ocupa más del 50% del territorio, así que merece la pena aprovecharlo para desarrollar nuevos productos que nos permitan prescindir del petróleo y para aumentar la fijación de CO2, algo que se logra a través del cultivo y el desarrollo de masas forestales.

La producción de celulosa, la bioenergía y los nuevos biomateriales (derivados de la lignina y de la celulosa) son algunos de los pilares clave de la bioeconomía forestal.

El papel de la biomasa

La biomasa tiene mucho que ver en todo esto por el simple hecho de ser el recurso renovable que más abunda en el planeta. España es el tercer país europeo en recursos absolutos de biomasa forestal, pero a pesar de ello el nivel de producción energética a partir de la biomasa es bastante bajo.

Generando energía con biomasa disminuyen las emisiones de CO2, lo cual favorece de forma directa al medio ambiente. También se limpian los montes y se reduce el riesgo de incendios. Y no solo eso, sino que se generan puestos de empleo y aumenta la riqueza de una región, así que nos permite pensar en un modelo circular basado en la bioeconomía.

bosque-arboles

Conocimiento en base a información contrastada científicamente

Seguramente habías oído hablar de la bioeconomía, pero es probable que tuvieras una opinión basada en información no contrastada científicamente. Por esa razón ha surgido un movimiento llamado #CoñecementoParaTodos, cuyo objetivo no es otro que desmitificar las falsas creencias que se han originado en torno a temas como el cambio climático, la energía renovable o la propia bioeconomía. Personas con amplia base científica que apoyan el I+D+I han creado un grupo que proporciona información contrastada científicamente para que cualquiera pueda opinar sobre estos temas a partir de verdades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *