Magallanes Renovables, energía de las corrientes marinas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El 75% del planeta Tierra está cubierto de agua. Los océanos son una fuente de energía que no ha sido casi explotada (en comparación con el viento o el Sol). Las corrientes marinas puede proveer de electricidad a millones de personas. Sólo hay que desarrollar la tecnología adecuada. Magallanes Renovables es una empresa española que trabaja en ese camino.

La energía de las mareas se produce por el cambio periódico del nivel del mar causado por las fuerzas gravitacionales que ejercen la Luna y el Sol. Otros factores influyen en el fenómeno, como la temperatura del agua y de la atmósfera, o su salinidad. Se trata de convertir la energía de las corrientes marinas, una energía cinética, en energía eléctrica aprovechable para el ser humano.

Las energía de las corrientes marinas tiene las siguiente ventajas:

  • Es una energía renovable y limpia.
  • Se puede predecir su disponibilidad.
  • Su rendimiento varía entre el 40 y el 60%, el doble que otras fuentes renovables intermitentes como la solar o la eólica.
  • El impacto medioambiental es mínimo, casi no existe contaminación visual, ni polución, ni ruido.
  • Se puede producir energía durante las 24 horas del día y todos los días del año.


El objetivo de Magallanes Renovables es desarrollar una plataforma flotante de alta estabilidad que cuente con un hidrogenerador eléctrico capaz de producir hasta 1 MW a partir de corrientes marinas que superen los 1,5 m/s (unos 5,4 km/h). La central energética debe ser simple y robusta, con algunas partes móviles dentro del agua, que sea fácil de mantener y tenga una larga vida útil.

Tecnología desmontable y trasladable

La idea es que estas turbinas se puedan ubicar en cualquier lugar del mundo o, incluso, que sea fácilmente desmontable para trasladarlas a otro lugar. Una movilidad que ayudaría en las tareas de mantenimiento y reparación.

Se ha calculado que la potencia total de las corrientes marinas es de 5 TW (5 teravatios son 5.000 GW), que es el consumo global de energía eléctrica. Pero no todas las regiones del mundo tienen una densidad energética suficiente para producir energía. Sólo en ciertos lugares las corrientes son lo suficientemente fuertes. En general, la periferia de los océanos o los estuarios y bahías son los mejores lugares para aprovechar este tipo de energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *