Navarra investigará biocombustibles de segunda generación

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El Gobierno de Navarra ha otorgado una subvención de 6.028.584 euros para el diseño, construcción y equipamiento del Centro Nacional de Biocombustibles de Segunda Generación ICTS Aoiz. El proyecto será desarrollado por la Fundación CENER-CIEMAT. La actuación se enmarca dentro del Plan Navarra 2012, un plan que invertirá en dotaciones e infraestructuras públicas a la Comunidad Foral.

El informe que acompaña esta propuesta señala la situación de ejecución del proyecto de dicho Centro. Además, la Fundación CENER-CIEMAT ha participado en la elaboración del estudio de viabilidad y definición, y cómo, en su condición de Centro Nacional de Energías Renovables, se configura como el único agente adecuado para asumir el diseño, la construcción y el equipamiento de la instalación, así como su posterior explotación. En todo caso, siempre habrá una puerta abierta a futuros acuerdos que se establezcan con el Ministerio de Ciencia e Innovación para cofinanciar proyectos.

Actualmente, los biocombustibles se obtienen, en la mayoría de los casos, de materias primas esenciales para la alimentación humana y animal. Por tanto, esta circunstancia es, en parte, causa del incremento del precio de las materias primas como el maíz o la soja y un problema, en definitiva, para la alimentación mundial. Con la nueva generación de biocarburantes, que no se elaboran con materias primas de las que se alimentan las personas, se pretende que no aumenten los precios de los productos agrícolas.

El Centro Nacional de Biocombustibles de Segunda Generación ICTS Aoiz, que contará con la cooperación del Ministerio de Innovación y Tecnología, tiene como objetivo superar las limitaciones de los biocombustibles actuales para alcanzar el objetivo de un uso del 10% en este tipo de combustibles limpios para 2020, tal y como lo exigen las directivas europeas destinadas a reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Para ello, se desarrollarán procesos de producción de biocarburantes de segunda generación, como paso intermedio al escalado industrial con diferentes biomasas, pretratamientos y procesos. También será una plataforma de pruebas y demostración a nivel piloto de proyectos de Investigación y Desarrollo (I+D) y permitirá el desarrollo de equipos y componentes específicos para esta industria, el desarrollo de nuevos biocarburantes y la aplicación de conceptos de biorrefinería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *